Por éxito de Público, "Los Defensores del Tiempo" suma Funciones

Personas, androides y robots protagonizan la nueva obra de teatro musical de Ocaso Teatro, titulada “Los Defensores del Tiempo”. Destinada a la familia, muestra cómo podría ser el futuro si continúa la depredación de los recursos naturales a través de una trama entretenida, estética inspirada en el cómic y lenguaje que combina actuación, música en vivo y marionetas.
La acción parte en el año 3000 en un planeta Tierra devastado, con la mayoría de las personas viviendo en bases aéreas. En el planeta sólo permanecen los mercenarios y aquellos marginados de la vida en el aire, destinada a los que pueden pagarla. La Tierra ya no 

tiene recursos naturales, ya que las guerras y el consumo desenfrenado arrasaron con ellos. Los protagonistas hacen un viaje en el tiempo, para encontrar la respuesta a cómo se inició el caos. “Ellos llegan a la época actual, donde visitan museos y recorren la Plaza de Armas. Luego viajan más al pasado y llegan a la Conquista, donde se encuentran con el pueblo mapuche. La historia les muestra cómo a través del tiempo le hemos faltado el respeto a las diversas culturas y a la naturaleza, lo que nos lleva al holocausto”, cuenta el autor, David Gajardo. 

En escena hay 6 actores y 3 músicos (guitarra, bajo, órgano y sintetizadores), ya que la música es fundamental en la puesta en escena. “Un personaje más”, como afirma el dramaturgo.

La idea de “Los Defensores del Tiempo” parte del deseo de la compañía de hablarle a los niños de hoy. Como explica David: “Ellos usan la tecnología y manejan simultaneidad de lenguajes, hay que tenerlos atentos todo el tiempo. En la obra además hay héroes que son personajes chilenos, mostrando a los más pequeños que una niña mapuche o un vendedor ambulante, por ejemplo, también pueden ser superhéroes, independientemente de su cultura o clase social”.
Ocaso Teatro: Ocaso Teatro surge en 2012 del trabajo mancomunado del dramaturgo David Gajardo y el director Rodrigo Aro, dupla que apuesta por relevar el teatro popular y de libre acceso a todo público, con un acento contemporáneo y que recoja las inquietudes del país y de la escena global. “El mote con Huesillos o nuestra bebida nacional”, estrenada en 2012, lleva 6 años en cartelera, y este año ganó el Fondart de Patrimonio Escénico 2018. Sus otras obras como grupo son “La Pichanga” y “Chilenito” (mejor comedia del año Atrápalo Teatro Awards).


Coordenadas
Anfiteatro de Bellas Artes (Parque Forestal)
24 y 25 de noviembre 17:00 y 20:00 hrs.
Entrada liberada con aporte voluntario a la salida.