El Arte del Actor Como Camino de Conocimiento del Ser

Por Claudio Santana Bórquez*

El proyecto Performer Persona Project, creado por mí luego de retornar a Chile después de pertenecer por dos años al Laboratorio Permanente di Ricerca sull’Arte dell’ Attore en Torino, Italia, se centra esencialmente en la práctica actoral sobre el cuerpo, el canto/palabra, el ritmo y la acción, como materialidad concreta para la ejecución escénica. Es así como “Falsificadores del Alma”, obra recién estrenada en el Teatro del Puente, sigue una línea de trabajo experimental similar a “Perdiendo la batalla del Ebr(i)o” (2014), que obtuvo gran reconocimiento del público y la crítica.

En esencia la creación comienza siempre desde uno mismo como actor y persona, desde tus impulsos, desde aquello desconocido que está por detrás de tu piel y que te lleva a ponerte de pie al inicio de una jornada de trabajo. Así nació “Falsificadores del alma”, con la idea de escriturar la escena desde la práctica actoral, por este motivo es que desarrollamos un principio de elaboración llamado Dramaturgia Práctica o Drama Práctico, descrito en el artículo “Sobre práctica y lucidez del performer”, de mi autoría, publicado en la Revista Gestos Número 60, del año 2015.
Para nosotros, y no sólo para nosotros, el arte del actor es también un camino de conocimiento del ser humano, concepción que se desprende literalmente del director polaco Jerzy Grotowski (1933-1999). Es así que el contenido de “Falsificadores…” estuvo sujeto al gran respeto y admiración que tengo por la figura de Grotowski y, en especial, por el mítico actor Ryszard Cieslak (1937-1990), quien fuera considerado la encarnación del método de Grotowski como “actor santo” al que hacía referencia en el libro “Hacia un Teatro Pobre”. Además, Cieslak también fue destacado como el más grande actor del siglo XX por su trabajo en la obra “El Príncipe Constante” (1965), del Teatro Laboratorio Polaco.
Alimentado por esta admiración y también por las experiencias vividas en diversas residencias junto a ensambles que siguen un camino de indagación sobre el Ser y la Acción, como lo fue el Laboratorio Permanente di  Domenico Castado en Italia, es que escribí unas pocas hojas de lo que sería un argumento para una obra que tendría que ser una suerte de mirada irónica y al mismo tiempo sagrada del legendario “actor santo” Cieslak y su trabajo dentro del Teatro Laboratorio Polaco. Desde ese punto la idea fue desarrollada hasta transformarse en la recreación de una jornada de trabajo de un grupo de actores chilenos exiliados en las tierras más allá de la cortina de hierro, Polonia, y que necesitaban de un trabajo teatral para reinsertarse en el medio chileno de postdictadura, impunidad, y extrema economía de mercado. Así es como uno de estos actores proscritos decide copiar una obra del mítico Grotowski, ésta sería “Apocalypsis cum figuris”.
En el desarrollo del intento por plagiar la obra y su método,  el grupo de desterrados llega a imaginar que son ellos mismos los actores del Teatro Laboratorio Polaco. Incluso tenemos breves apariciones de Grotowski y Peter Brook dialogando, quizás los dos más grandes maestros del teatro contemporáneo de la segunda mitad del siglo XX.
Con esa pequeña historia es que nos pusimos a trabajar de manera práctica sobre las fuentes de “Apocalypsis…” y sobre la figura de Grotowski. Diversas fuentes textuales fueron reelaboradas, como “El Gran Inquisidor” de Dostoievski, los poemas de T.S. Eliot, otros de Gonzalo Millán y Manuel Rojas, además del film “El espejo” de Tarkosvsk. También tomamos fragmentos de documentales sobreGrotowski, con sus escritos que limitan con la filosofía, además de otros documentales sobre el Laboratorio Permanente donde residí por dos años, como por ejemplo “Katahrsis #1” de Francesca Bono, también miembro del equipo y que registró el proceso de creación. Por lo tanto, trabajamos con una gran amplitud de estímulos para afrontar la práctica y la acción.
Finalmente, todo este material fue compuesto de forma muy libre, siempre llevados por este principio de trabajo de la Dramaturgia Práctica. Hicimos muchas jornadas de trabajo enclaustrados, incluyendo un retiro. Necesitábamos darnos esa libertad y tiempo para crear.También apostar por una narración desapegada de los modelos textuales conservadores del teatro actual, los que son construidos principalmente sobre la palabra, el diálogo y las historias. Nos inspirábamos a veces en “El espejo” de Tarkovski, por su poesía fílmica, y nos apoyábamos en la “Teoría Estética” de Th.Adorno con respecto a “Lo mimético y lo estúpido”, que valora el constelación animal/loco/payaso como una capa fundamental del arte.
Acá verán algo particular, un trabajo actoral sustentado por el cuerpo, la palabra, el canto, el ritmo y las acciones, en un espacio vacío y en proximidad con el público. Lo cual es resultado de un teatro de indagación, que es como se fundamenta el proyecto Performer Persona Project, un espacio de exploración sobre el ser humano en acción.
Esta perspectiva está fuera de los bordes del teatro de espectáculo, ya que nuestro afán es atender al proceso de los actores en el acontecimiento en vivo que se despliega en la partitura de acciones que compone la acción escénica de “Falsificadores del alma”. Sin embargo, el espectador encontrará un lugar acogedor, estimulante, y de alta calidad escénico-actoral. No es un teatro hermético ni solamente para entendidos, todo lo contrario. Es un teatro humano, amigable con la mirada y la sonrisa. Es un teatro de lo simple y concretado en lo simple de ser y estar reunidos actores y espectadores en un solo tiempo y lugar. El público participará de un ensamblaje textual y físico, vertiginoso y poético, con una sutil ironía que escapa de los modelos convencionales del teatro.
Mediante la calidad y calidez, el humor y profundidad, confrontamos la memoria nacional y las heridas presentes en las actuales postrimerías de nuestro país, entrelazados por una anécdota que presenta una jornada de trabajo de un grupo de actores que imagina al público como sus amigos y familiares. A medida que la jornada avanza es que estos actores se sumergen en los diversos fragmentos, los que de manera delirante van dando curso a un flujo de momentos que develan el drama existencial que les pulsa bajo la piel.
Si el anhelo es auténtico, entonces adulterar lo ajeno es un camino para alimentar la necesidad de liberarse de las ataduras preconcebidas. Porque es un deber ético-artístico conocer en profundidad para luego traicionar a los modelos, las teorías y sobre todo a los maestros, lo cual tiene como único afán descubrir la verdad en/sobre uno mismo.  
Performer Persona Project se conforma por la filmmaker y fotógrafa italiana Francesca Bono, que asume tareas de producción, co-dirección para algunos trabajos y registro en proceso. Los actores estables Juan Pablo Vásquez, Braulio Verdejo y Vicente Cabrera. Los actores invitados Freddy Araya, Félix Venegas y Eduardo Silva, y el diseñador Matías G. Ulibarry que colabora en la concepción del espacio e iluminación.
*Claudio Santana Bórquez está radicado en Valparaíso desde el 2014, es académico del Depto. de Artes Escénicas de la Universidad de Playa Ancha. El proyecto Performer Persona Project trabaja actualmente con un elenco de Valparaíso y Santiago. Entre otras actividades que desarrolla el proyecto están: “Encuentro Fronterizo, tres días de prácticas performativas”, la performance/conferencia “Persona, lucidez en la huella del performer” (Estrenada en el Grotowski Institute de Polonia en 2016, presentada en U. de Bologna y en Festival Síntesis Teatral Valpo 2016, y que en enero 2017 se presentará en el Festival Santiago Off), “Tari-Bari-Bar” (versión en dos actores de “Perdiendo la batalla del Ebr(i)o” presentada en bares, estrenada en Torino, Italia 2015, presentada en U. Adam Mickiewicz, Poznañ, Polonia y U. de Bologna), “Como un perro al sol” (2013, resultado del Programa de Estudios Especializados Performer dirigido por Santana, presentado en Noche de los Teatros, y Escena S.XXI de la Vitrina 2014), “Julia” (solo performance, 2014, presentada en Festival de Solos “A solas”, Festival Súbete a las Tablas Melipilla, y en Sala de Arte Escénico Upla). Obras: “Perdiendo la batalla del Ebr(i)o” (Gam 2014, Teatro del Puente y Sala de Arte Escénico Upla 2015, Selección Festival Stgo a Mil 2016), “Vigilia, estaba en casa y esperaba que llegara la lluvia” (Fondart 2012, estrenada en diversos museos y casonas de Santiago y Festival Temporales Teatrales 2013). Obras anteriores bajo la dirección de Claudio Santana: “Normal, el destripador del Dusseldorf” (Fondart 2006, Teatro Camino), “Silencio de Dios” (Fondart 2005, Teatro de calle Festival Stgo a Mil 2006), “Orwell 1984” (2004 Matucana 100), “Pincho Disney” (2003 Matucana 100 y Teatro Camino 2004), “Mina de Narco” (2002 Matucana 100, Galpontemporaneo de Temuco, Selección Festival Teatro a Mil 2003).