Jóvenes Chilenos Becados por Carlos Acosta

Sofía Poblete (15), Gerardo Garrido (17) y Francisco Devigili (16) son los tres jóvenes chilenos beneficiados con una beca completa para estudiar danza durante tres años en la Escuela de Carlos Acosta, en La Habana, Cuba. A ellos se suma Asunción Domínguez (17), argentina que postuló desde Chile.
Los cuatro fueron seleccionados de entre 20 jóvenes, con edades entre 15 y 17 años, que postularon en octubre del año pasado al proceso liderado en nuestro país por La Academia, escuela dirigida por Gladys Acosta, ex Bailarina Principal del Ballet Nacional de Cuba, y Carola Cussen, bailaora y maestra de

flamenco. Carlos Acosta, quien durante 17 años fue primera figura del Royal Ballet de Londres, puso diez cupos en su escuela a disposición de jóvenes talentos de la danza en América Latina. Fue una gran sorpresa que escogiera a los cuatro seleccionados por La Academia. Ellos viajarán en septiembre próximo a la capital cubana, a hacer efectiva su beca que cubre pasajes en avión, alojamiento, comida, viático para mantención y traslados.
“Tenía la esperanza de que apareciera un talento, pero que Carlos se quedara con los cuatro es realmente una sorpresa. Que él haya confiado en nosotras, en La Academia, es realmente un orgullo y una enorme responsabilidad. Vemos que uno puede tener más clara la visión de cómo escoger bailarines talentosos, capaces de asumir una beca tan importante como esta”, señala Gladys.
Los 20 postulantes enviaron video, y luego los cuatro preseleccionados tuvieron una audición presencial de ballet y danza contemporánea.
Dos jóvenes y una chica son los chilenos que partirán en septiembre del próximo año a Cuba. Gerardo Garrido (17) es de Curicó y estudiar danza siempre ha sido su sueño. En su tierra forma parte del grupo de danza contemporánea “Para Volar”, y toma clases con David Correa y Ariel Reyes. “La distancia no me asusta, solo quiero nutrirme de danza”, señala.
Desde los 11 años que Sofía Poblete (15) forma parte de la Escuela de Ballet del Municipal de Santiago. Antes vivía en Quillota, donde también tomaba clases. Dice que “un bailarín debe ser completo, saber tanto clásico como contemporáneo y esta beca ofrece ambas disciplinas”.
Seguro de querer profesionalizarse como bailarín está Francisco Devigili (16), quien estudia en Santiago City Ballet. “Es mi futuro y no me asusta el viaje. Me siento seguro de lo que quiero”, afirma.