La Danza se tomó San Antonio

Ciento ochenta bailarines, que desplegaron distintas expresiones dancísticas frente a un público comprometido y de más de mil personas, desfilaron por el escenario del VI Encuentro Danzalmar. La iniciativa, convocada por el Centro Cultural de San Antonio, se vivió el 2 y el 9 de febrero pasado entre la brisa marina y el canto de las gaviotas.
Se trata del resumen de las actividades de todo un año de las escuelas de danza y cultores de la zona, al que se suma la presencia de connotados exponentes de la disciplina de la Región Metropolitana. Verónica Palomino, directora del Centro Cultural,

hace hincapié en la necesidad de visibilización de estos espectáculos, para que “la capital sepa lo que estamos haciendo acá, un show de alta calidad, gratuito para la gente y con muchos participantes”.
El último día el espectáculo fue dividido en dos segmentos: el primero de ellos se inició aún de día, con el mar como telón de fondo, en un equipado y tecnológico escenario. Allí se presentó el grupo folclórico Bafosan, con un cuadro alusivo al norte de Chile, con diabladas y caporales. Luego les tocó el turno a las academias Diamonds Dance Group, Escuela de Danza Moderna de San Antonio, Escuela de Danza Renato Montoya, Estudio de Danza Shut Up and Dance, y Elenco de Danza Espectáculo del Centro Cultural San Antonio. Poco a poco la luz natural fue retirándose y el escenario comenzó a llenarse de luz y energía. En su pantalla led gigante, cada agrupación proyecta las imágenes que necesita para crear atmósfera.
Debemos hacer especial mención a la participación de S.A. Breakers, grupo de bailarines de brake dance que usa los espacios callejeros para crear sus coreografías. Siendo la improvisación la base de la disciplina, ellos hicieron notar su trabajo con una gran puesta en escena.
Los bailarines - principiantes, amateurs y profesionales- hicieron vibrar a las casi mil personas que formaban el público, con ballet clásico, danza contemporánea, moderna, urbana y folclor, sin dejar de mencionar lo variado de sus edades. Partiendo de la premisa de que TODOS PUEDEN BAILAR, un grupo de 5 señoras de la tercera edad entregaron pura emoción en un cuadro llamado “Las Viudas”.
El segundo bloque, pese a las dos horas de espectáculo, el frío cayendo con la brisa marina y el cansancio, siguió con fuerza hasta el final. Este fue el segmento de los invitados profesionales de la disciplina, con los destacados exponentes Andrés Salas, coreógrafo en TVN y asistente de coreografía del Festival de Viña del Mar; Davis Sáez, del staff del programa Rojo, y ex bailarín del BANCH; Cris Marambio, bailarín y coreógrafo egresado de la Universidad de Chile; Jean Paul Bauer, figura de la compañía Sara Nieto; Las Players, bailarinas de ritmos urbanos; Santiago City Ballet y Doyo Danza Urbana.
“Año a año hacemos el esfuerzo por dar continuidad a este espacio, tanto para las agrupaciones que son de acá como para traer a profesionales de gran nivel, porque sabemos que existe un público creciente para la danza en nuestra provincia. Por eso estamos muy contentos con la convocatoria lograda”, dice Verónica Palomino.
Sin dudas este encuentro no debe acabar. Es un espacio que crece año tras año y que hay que cuidar, como promotor de la danza y creador de nuevas audiencias. Su planificación es digna de imitar por su agilidad en escena, ya que dos horas y media de espectáculo no aburren ni cansan. Todo por la danza.

 

 

fotos Centro Cultural de San Antonio