La Arriesgada Alicia del Banch

Con su nueva formación de bailarines completa, el director del Ballet Nacional Chileno, el coreógrafo francés Mathieu Guilhaumon, se lanzó con una ambiciosa propuesta: contar a través de la danza las aventuras de Alicia, la conocida e imperecedera niña de Lewis Carroll.
Guilhaumon fundió los cuentos “Alicia en el País de las Maravillas” y “Alicia a Través del Espejo”, para proponer un viaje iniciático por un mundo habitado de personajes fantásticos. Para eso utiliza un escenario prácticamente desnudo, con su fondo negro de ladrillos a la vista, que a veces acoge el pequeño cuarto de Alicia en un

costado, y otras una pizarra, mesas y sillas para crear diversas atmósferas.
Alicia es encarnada por la francesa Marine García, bailarina grácil, de gran talento interpretativo y dominio técnico, que construye un muy creíble personaje. La chilena Ignacia Peralta también encarna al personaje, en los momentos en que Alicia se desdobla. La figura del escritor, Carroll, está siempre presente para guiar el recorrido de la pequeña por el loco mundo de las maravillas.
La historia se cuenta a través de la sucesión de diversas escenas: el conejo Blanco y su urgencia, el gato de Cheshire, el sombrero loco, el lirón, la Reina de Corazones,  el juicio a la Sota, el enfrentamiento entre la Reina Blanca y la Roja.
De entre los cuadros, todos muy bien concebidos dramatúrgicamente, destacan por su estructura sin baches el Sombrerero Loco, La Reina de Corazones, El Caballero Blanco y la Duquesa. 
Los bailarines responden muy bien a las exigencias dancísticas y teatrales, que son altas, caracterizando a sus personajes más allá de lo externo, con acertividad inclusive a la hora de decir algunos sugerentes textos. A nivel dancístico la pieza presenta un trabajo de fraseos interesante, de mucho dinamismo y que requieren la solvencia técnica de los bailarines.
Entre los momentos más brillantes está el de la Reina de Corazones y sus cisnes. La bailarina italiana Rita Rossi entrega una enérgica y seductora interpretación, dotando de energía la escena y haciendo inolvidable a su personaje. Si de humor se trata, los cuadros de la Duquesa (con Carolina Alvear y Natalia Schonffedt) y el del Sombrerero Loco (con Baptiste Gahon, Cynthia Ocampo y Lateef Williams) sorprenden con el vértigo físico y el humor de sus protagonistas.
También ofrecen una buena performance Carolina Bravo y Paola Moret como la Reina Roja y la Reina Blanca respectivamente.
El único gran tropiezo es la iluminación, que no colabora a crear atmósferas diferentes, mantiene en una oscuridad constante el escenario y no define las transiciones entre cuadro y cuadro. Si bien esta característica ayuda a dar el tono de cuento para adultos al montaje, escénicamente  se pierde la teatralidad de los intérpretes y, lo más lamentable, aplana el viaje de Alicia.


Coordenadas
Teatro Baquedano
4, 9, 10, 11 de octubre  20:00 hrs.
Entradas desde $7.000 a $3.000. Jueves Populares 2x1