Por qué hay que ver a Marina Montero

Por Ale Cosin (Buenos Aires) 

 

Finalizando el Festival Santiago a Mil, llegará la performance de Marina Otero “Recordar 30 años para vivir 65'”, pieza en constante revisión durante 3 años producto de ser una ficción autobiográfica. Marina protagonista, Marina todo el tiempo en escena presentándose, Marina representada.

“Recordar...” es la mirada del cuerpo desde la sensibilidad femenina: un cuerpo hambriento de amor. En escena, una

mujer artista y un personaje con quien se enfrenta -a veces, confundiéndose con él, pero sabiendo que al meterse en un escenario lo que se viviremos juntos será performático, arte.

Otero es, además de una maravillosa bailarina, una dramaturga de suma inteligencia que ha sabido construir ficción con aspectos seleccionados de su vida y convertirlos en rasgos cercanos a gran parte de la sociedad actual. La ternura radica en ese trayecto constante entre sí misma y cualquiera de los que están recibiendo la obra, camino que realiza y al que invita con maestría de verdadera performer profesional.

El cuerpo en este caso, un cuerpo de feminidad desbordante, es el que ha quedado luego de vivir demasiado rápido y que muestra ese paso del tiempo, cuerpo que ha salido victorioso a observar el caos e intenta organizarlo simplemente para reírse y emocionarse ante él.

Más allá de la escena, se trata de una propuesta estética de enorme rigurosidad técnica al crear lenguajes híbridos que no riñen entre sí, al contrario: fluyen en un soporte particular que la contiene magistralmente, soporte escénicos creado durante muchas horas de trabajo.

Esa dedicación -propia de artistas comprometidos con el desarrollo profesional que trasciende la mera persecución de una tendencia-, ese amor al espectador, es algo gratificante y reconocible.

 

Coordenadas

Teatro Duoc UC (Bellavista 0503)

Viernes 22 y domingo 24 a las 21.20 horas

Sábado 23 a las 17.20 horas

$8000 entrada general