Natalia Cuéllar Remece en "Golpe"

Cada jueves hasta el 18 de Agosto, la Sala Taller Siglo XX nos enfrenta a la violencia contra la mujer,  tema que en el último tiempo se ha vuelto un hecho frecuente en los noticiarios. La obra “Golpe, una mujer rota”, de la compañía Ruta de la Memoria, lo pone en el escenario para mostrar la sociedad violenta en que actualmente vivimos. En un rol de víctima de estos hechos repudiables, la actriz Natalia Cuéllar dirige e interpreta este unipersonal que sumerge al espectador en un violento maltrato a la mujer con imágenes que hablan sobre el control, el sometimiento, la agresión física, sexual y el femicidio. Al inicio de esta pieza

aparece fugazmente Raimundo Estay asumiendo el rol del hombre enamorado que acaricia de manera fetichista un vestido, un zapato y una flor, para después ejercer fuerza sobre estos elementos hasta arrugarlos demostrando su poder y rabia. Luego,  Natalia Cuéllar comienza este viaje interpretativo que, por su vestido abierto en la espalda y su cuerpo completamente maquillado de blanco, apela a una mujer de cualquier edad, condición económica y social. El lenguaje que se utiliza es el Butoh, la danza de la oscuridad que transita entre la vida y la muerte, como lo que vive cada mujer que es violentada por un hombre en su hogar.
La interpretación de Cuéllar es sólida, refleja su amplio recorrido y manejo en el lenguaje butoh, se visualiza todo tipo de agresiones que se manifiestan en su estado corporal externo e interno desde empujones, zamarreos, tirones de pelo, pellizcos, apretones, golpes de puño y patadas. Hay escenas que plantean lo cruel de una violación y otras en que a través de gestos se alude al sometimiento, el quehacer doméstico y obligaciones de una mujer según nuestra sociedad como el cocinar, amamantar, acurrucar a un bebé y abrirse de piernas.
En escena siempre está presente un espejo en el que la imagen de ella se refleja recién en las últimas escenas, donde pinta sus labios rojos sintiéndose devastada. En un principio esta mujer no tiene reflejo, está demasiado sometida y ensimismada en la rutina hogareña y el maltrato de su pareja, y recién cuando se enfrenta a sí misma se da cuenta de que está totalmente destruida y anulada, lo que da pie a la última parte de la obra que hace referencia a la pérdida completa de su identidad.  Entonces la intérprete se desnuda tapando su cara con su pelo y cae sobre pétalos de flores donde finalmente muere o la matan, la lectura es abierta.
La música es variada, hay sonidos estridentes, perturbadores, guturales, gritos que acompañan las escenas más violentas y también un tema musical cuya letra se reitera en dos oportunidades que es “Maldita primavera”, que habla de un maldito enamoramiento, un amor con caricias no sinceras donde existe el te quiero y luego no te quiero. La letra más las imágenes en escena traducen el dulce y agraz que viven mujeres violentadas, creyendo en que la persona realmente las ama y la ilusión de que aquel hombre cambiará.
El diseño de iluminación es bastante ingenioso, ya que para destacar ciertos fragmentos del escenario y del mismo cuerpo, se utiliza un foco y un data que dialoga con la intérprete en escena a través de un tramoya. Se realizan efectos interesantes como una luz alargada en la pared donde se vislumbra solo la mano de Natalia Cuellar como si fuera un pequeño espacio por donde ella quiere escapar. Hay escenas que destacan como cuando aparece la sombra de la intérprete en la pared y la imagen de una fotografía de su madre donde se superpone la danza butoh. Realmente un montaje que no deja indiferente por lo que actualmente estamos viviendo como sociedad, no solo en Chile sino a nivel mundial.

 

 

 

 

Ficha Artística
“Golpe, una mujer rota”
Compañía Ruta de la Memoria
Dirección e interpretación: Natalia Cuellar
Co-Dirección y Diseño de Iluminación: Raimundo Estay
Jefe técnico: Francisco Jara
Diseño Integral: Compañía Ruta de la Memoria
Producción: Leonel Cornejo

Coordenadas
Sala Taller Siglo XX Yolanda Hurtado, Ernesto Pinto Lagaguirre #191
Todos los jueves hasta el 18 de Agosto a las 21 horas.
$6.000 Entrada General
$4.000 Estudiantes y Tercera Edad.