Stgo a Mil: "Gala" o la Belleza de la Diversidad

El Festival Internacional Santiago a Mil, que ya cumple 24 años de vida entregándonos una nutrida agenda de programas de danza y teatro para el más variado público, en esta oportunidad bajo el eslogan #SinFronteras nos entregó una obra francamente exquisita y con un nombre tan simple como “Gala”.
Todos esperamos que una pieza programada por este festival sea compuesta por un equipo de profesionales del más alto nivel y, con mayor razón, si es del grupo de obras internacionales. Pero “Gala” no es así, más bien es todo lo contrario, ya que su elenco está formado por chilenos y extranjeros, bailarines y personas

tan diversas como tú o yo, como una chica con síndrome de Down, un chico en silla de ruedas, un hombre trans, un señor mayor, una mujer madura, un chico veinteañero, una bella niña de diez años, un pequeño cercano a los cinco, una mujer afro descendiente, un emigrante, un bailarín contemporáneo y una bailarina clásica, una profesora de yoga y dos chicas entre 25 y 35 años. En total, quince personajes tan comunes y diversos que entregan su visión y representación del concepto danza.
Indudablemente una crítica de danza sobre el trabajo de los intérpretes no es posible, debido que el foco de la obra no es el tecnicismo, ni el virtuosismo de los exponentes, pero sí podemos hablar sobre el trabajo del coreógrafo Jèröme Bel. Él nos presenta una obra muy bien pensada, tanto en el desarrollo con una evolución sencilla y natural, como en la elección de la música que transita en la diversidad de estilos y entrega un contexto y universo de cada intérprete. Y, por último, en la elección de los bailarines.
 Bel entrega la oportunidad de ver la danza en cuerpos tan diversos, que sólo queda decir que todos podemos bailar y con esta premisa no existen limitaciones de ningún tipo. La obra se inicia con una muestra de diapositivas de diferentes teatros, desde el más pomposos y grandilocuente hasta el simple grupo de sillas en un parque. Todos estos espacios son creados para mostrar la magia que se desarrolla en una pieza o acto performático. Este pasaje indudablemente prepara al público bajo el lema de la diversidad. Son diferentes caras para contener la danza y, de la misma forma, diferentes cuerpos abarcan esta misma danza.
En la siguiente escena aparece un integrante con un trípode gigante, como esos de calendario donde las hojas se van pasando por la parte superior, pero en la obra son palabras: Ballet, improvisación, solo, Michael Jackson, compañía, etc. Ellas dan la oportunidad de mostrar la propia versión de un paso como una piruette de ballet, o el famoso moonwalk de Jackson. Así se va desarrollando la obra, como un gran juego.
La última pieza es protagonizada por Nicolás Videla, quien interpreta en versión trans la conocida canción “Theme from New York, New York”.  Jugando con lo femenino dobla el tema, mientras el resto del elenco lo imita como si estuvieran jugando al monito mayor, solo cambian el New York, New York por Santiago Santiago, logrando el aplauso que desde el inicio de la obra ya está latente en el público por la empatía que logran cada uno de los intérpretes.
Toda la obra se desarrolla sobre un escenario pulcro compuesto por una gran caja negra, donde el vestuario de ricos colores y diversa textura acentúa el concepto, como la multiplicidad de personajes
“Gala” se presentó el 8 de enero en la comuna de San Joaquín en forma gratuita, el 10 de enero en el Teatro Municipal de Santiago con función pagada, y el 11 en la comuna de Pedro Aguirre Cerda, también de forma gratuita.
Definitivamente, con tan solo tres funciones, queda la sensación de que “Gala” debiera ser vista y apreciada por más personas, tanto por su calidad y simpleza como por su mensaje, más aún cuando en el aire circulan palabras como discriminación, migrante, aceptación y diversidad.

fotografía Agencia Uno/Fundación Santiago a Mil