Una Alicia acertada e Inteligente

Una acertada e inteligente apuesta llena de colorido, humor y sorpresas, nos brinda el nuevo título que ha traído en estos fríos días invernales la compañía de ballet que dirige Sara Nieto. “Alicia en el país de las maravillas” corresponde al segundo título para la Temporada Artística 2018 del Ballet Teatro Nescafé de las Artes, que cuenta con el respaldo del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio a través de los Fondos Concursables - Convocatoria 2017. Una versión libre del cuento de Lewis Carroll con música de Piotr Ilich Tchaikovsky, nos condujo por un mundo de ensueños y aventuras de la mano de Alicia, en que la

coreógrafa despliega gran imaginación, elegancia y sentido teatral. Una propuesta fluida de excelente factura, sumada a logradas y excelentes interpretaciones a cargo de un elenco que se aprecia sólido. Una atractiva novedad la constituye definitivamente la escenografía, que en esta oportunidad está compuesta por una gigantesca pantalla led aque nos permite viajar por distintos lugares y escenas de manera ágil y dinámica. Sin duda, un montaje mágico y cautivante, para los más peques de la familia como también para los adultos con alma de niños.
Charles Lutwidge Dodgson (Lewis Carroll), nacido un 27 de enero de 1832 en la localidad de Daresbury, Inglaterra, realizaría su primera publicación el año 1856 con el poema llamado “Solitude”, firmado con el seudónimo que lo haría famoso. Nueve años más tarde, publica su obra más trascendente y significativa, “Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas”, para publicar seis años después una segunda parte, llamada “A través del espejo y lo que Alicia encontró allí”.  Ambas publicaciones y otras de Lewis Carroll,  serían ilustradas por el dibujante y acuarelista británico John Tenniel (1820 – 1914).
El dibujante recibió 138 libras por concepto honorarios correspondientes a las 34  viñetas ilustrativas de  “Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas”. La primera publicación, con un tiraje de 2000 ejemplares - edición de Macmillan Publishers Ltda. -, debió ser guardada y almacenada en bodega ya que John Tenniel no aprobó la calidad de la impresión para sus viñetas.
Volviendo a Lewis Carroll, y según sus biógrafos, el escritor igualmente habría contado con un sitial en nuestros días como un destacado matemático o pionero de la fotografía. Profesor de matemáticas en la Universidad de Oxford, publicaría igualmente una cantidad importante  de obras de corte científico y relativo al tema del álgebra, la lógica y la geometría.
En relación a su creación literaria, se dice que aparte de la gran imaginativa y humor implícito en ellas, la misma estaría salpicada de referencias matemáticas, juegos de lógica y enigmas, con la finalidad de estimular y desarrollar la imaginación de los infantes, un mundo que él parecía comprender bastante bien. Entre sus obras podemos citar, independiente de las ya nombradas “El juego de la lógica”, “Silvia y Bruno”, “La caza de Snark”, “La lógica simbólica”, etc. Un hombre múltiple cuyo transitar por la escritura, las matemáticas, la geometría, la invención, la fotografía y la lógica le señalarían tempranamente el éxito. A su muerte ocurrida en 1898, se había vendido la cantidad de 250.000 ejemplares correspondientes a “Las Aventuras de Alicia en el país de las maravillas” y “A través del espejo y lo que Alicia encontró allí”, cifra insospechada para  la época victoriana en el Imperio Británico.
Piotr Ilich Tchaikovsky (1840 – 1893), a pesar de la precocidad musical que demostró de pequeño, recibió educación formal en la Escuela de Derecho para desempeñarse como funcionario en el aparato público. En 1885 se gradúa en el Conservatorio de San Petersburgo, contra los deseos de su familia. Su formación musical orientada al estilo occidental y marcada influencia sinfonista alemana, lo apartaría del movimiento musical denominado Grupo de los Cinco, agrupación de corte nacionalista –Balákirev,Cuí, Músorgski, Rimski-Kórsakov y Borodín - con quienes mantuvo estrecha relación y amistad.
Su actividad compositora se perfiló en obras de música clásica, abordando diversos géneros como la ópera, sinfonías, música instrumental de cámara, ballets e incluso la canción. A pesar de contar con una destacada popularidad en su tiempo, el compositor recibió duras críticas de sus colegas contemporáneos y críticos del momento. Hoy es una figura indiscutida y uno de los músicos más destacados que Rusia haya dado al arte de la música universal.
Entre sus obras mayormente interpretadas en las grandes salas del orbe,se encuentran los ballets “Lago de los Cisnes”, “La Bella Durmiente”, “El Cascanueces”, “Obertura1812”, “Obertura-Fantasía Romeo y Julieta”, Concierto N°1 para piano y orquesta”, Concierto para violín, Cuarteto para violín, Sinfonías Cuarta, Quinta y Sexta más la ópera “Eugenio Oneguin”. El músico Piotr IlichTchaikovsky fue un compositor de gran riqueza melódica experimentando a veces con métricas inusuales convirtiendo la escritura  en un discurso mayormente expresivo y a la vez, haciendo uso de un rango armónico ampliado sin dejar de ser romántico.
La coreografía
La complejidad para trasladar el texto “Alicia en el país de las maravillas” al lenguaje silente del ballet, no es menor, aún para el más avezado compositor de danza.  Dada la diversidad de escenas y su correlación, debe contar con bastante claridad en relación al texto original para trasvasijarlo a una dramaturgia clara y fluida hacia la  danza, más aún cuando al guión se le suman cambios – Alicia en esta versión es una adolescente, y Harry un enamorado que la pretende -, y estos funcionan sin alterar la esencia del cuento, debiendo contar además, con un soporte escenográfico que cumpla con los desafíos demandados por la historia. Sara Nieto es acertada en su visión proponiendo soluciones inteligentes para la narrativa por ella elegida, la misma fluye sin tropiezos e interrogantes fuera de libreto.
No es menor el soporte musical. Dado que no existe una composición específica para el ballet referido, la coreógrafo recurre hábilmente a un solo compositor, creando con ello una unidad de estilo. La edición musical para esta puesta en escena es del todo aplaudible. Diversos trozos y temas musicales de Piotr IlichTchaikovsky conforman el universo sonoro para el desarrollo de la obra. Cabe mencionar que Sara Nieto, además de dominar el arte de la danza - primeramente como una extraordinaria intérprete, hoy maestra y coreógrafo -, posee sólidos conocimientos musicales producto de una formación musical con varios años de estudio del piano, aspecto absolutamente notorio al momento de solucionar los fraseos dancísticos y el enlace musical. El diseño coreográfico, aparte de contar con hermosos fraseos y escritura danzada, exhibe una exquisita musicalidad.”Alicia en el país de las maravillas”, encuentra en el imaginativo de la coreógrafa soluciones inteligentes, adecuadas y precisas para la comprensión de todo espectador. Una coreografía atractiva, musicalmente rica en El vestuario, escenografía e iluminación
La escenografía y vestuario propuesto una vez más por el artista Germán Droghetti para las creaciones de Sara Nieto, constituyen un verdadero festival de colores  sumado a una sucesión de imágenes cuya dinámica es interesante y del todo atractiva. La solución es acertada y gana espacio, especialmente para un escenario que no es amigable para la danza por su tamaño. La utilización de imágenes múltiples sobre la pantalla led pareciera ser una muy buena alternativa a las escenografías tradicionales, tanto por espacio como por elaboración de las mismas. En esta ocasión, la propuesta nos ha permitido incluso viajar por el bosque. Símil a un “paneo”, definitivamente nos incorpora al mágico viaje de Alicia. El vestuario, rico en colorido y texturas, acentuando el carácter de cada personaje, está logrado en su totalidad.
Sólo acotar y creemos del todo posible solucionar en beneficio del espectáculo: El colorido de las imágenes en pantalla es extremadamente definido y llamativo al ojo, aspecto que en ciertos pasajes de la obra se fusiona con el  también colorido vestuario de los bailarines. Por ello, hay momentos en que la imagen de apoyo es tan potente, colorida y significativa en su contenido paisajístico, que esta resta atención al diseño coreográfico. Quizás, posibilitar una intensidad menor de las pantallas, o tal vez, un trabajo anterior al momento de seleccionar y editar las imágenes. Destacable es la dupla compuesta por Germán Droghetti y Oscar Medina, a quien le asiste – este último -, la responsabilidad materializar y haber logrado una excelente edición para el video que soporta la idea escenográfica. La iluminación de Pedro Sandoval asiste de manera correcta las locaciones planteadas por el escenógrafo.+
Los intérpretes
La compañía compuesta por una treintena de bailarines se muestra sólida y compacta, exhibiendo un buen sentido de unidad al momento de abordar las escenas de conjunto. Lucen una técnica ajustada a los requerimientos de la coreografía, limpia y comprensible en su ejecución. Interpretativamente logran un buen equilibrio entre  el desarrollo de la obra y la teatralidad que la misma exige.
Isabel Barras (Alicia) compone un rol creíble como la adolescente, manteniendo el tono correcto durante toda la obra. Limpia y resuelta en la danza, logra una fina complicidad con Lucas Siqueira (Harry), quien a su vez luce un muy buen despliegue técnico para las escenas de baile y especialmente en los Pas de Deux. Por otra parte, el artista acierta en su interpretación como el adolecente enamorado de Alicia. Excelente interpretación del Pas de Deux del acto II, para una danza que limita en extremo al varón al no poder ocupar sus brazos (pues está atado de manos por mandato de la Reina de Corazones quien ha ordenado apresarlo para su ejecución).Un muy resultado de ambos bailarines para esta compleja y difícil composición coreográfica.
EdersonTeaiva (Madre / Reina de Corazones), en una extraordinaria interpretación del rol, realiza un excelente trabajo teatral tanto como la madre en el acto I y la Reina de Corazones en acto II. El rol de la Reina de Corazones(in travesti), exige al varón una carga emotiva potente sumada a la complejidad de bailar en puntas. Ederson Teaiva sale airoso ante la demanda impuesta por la coreógrafo, apropiándose del personaje de manera absoluta.
Alejandra Ubilla (El conejo), una exquisita intérprete en todo sentido. Dotada de un histrionismo maravilloso, mantiene la atención desde el inicio del ballet hasta su conclusión. Supo encontrar  las herramientas necesarias para desarrollar su personaje imprimiendo los tiempos, ritmos y matices necesarios para un nervioso y siempre apresurado conejo. Su danza es resuelta, precisa y de ejecución segura.
Jean Paul Bauer (Sombrerero), un bailarín en ascenso, cuya destreza técnica llama poderosamente la atención. Su danzar nos deja una muy buena impresión. Además, nos parece hacer mención de una hermosa danza interpretada de manera excelente por dos chicas, nos referimos a Los Flamencos. Lo mismo la escena de las cartas, muestran una sincronizada danza exhibiendo buen trabajo de coordinación y manejo de las puntas.
Conclusiones
La producción comentada,ha significadoun éxito rotundo tanto en lo artístico como
en la taquilla. Una producción con 15 funciones a tablero vuelto y una extensión a la ciudad de Temuco, reflejan el éxito de la obra. Un caballito de batalla que espera por su explotación.