Contaminación en Clave de Danza Contemporánea

Dos Compañía: Sous La Peau (Francia) y Movimiento (Chile). Dos Directores: Claude Brumachon y Benjamin Lamarche (francia). Un aniversario: 20° de la Compañía Movimiento. La suma perfecta, y no es coincidencia, esta reunión para "Las Arenas del Tiempo", un trabajo de temática contemporánea en torno a los conflictos medioambientales desarrollados por el abuso y el consumo del plástico.
Brumachon y Movimiento se conocen hace años, cuando en 1997 estrenan la obra patrimonial “Los Ruegos”, que cada cierto tiempo vuelven a poner en escena. Con este conocimiento previo,

Brumachon converge con los 20 años de existencia de la compañía para realizar esta magnífica pieza donde 8 bailarines muestran en escena mundos paralelos. Los acoge la Fundación Centro Cultural Lo Prado en tres funciones, con el apoyo del Instituto Chileno francés.
El escenario: Un montón de basura plástica invade una esquina de la escena y, en la otra mitad, lineas de plástico picado forman 4 calles.
La luz: Sin grandes cambios, blanca azulina fuerte, cual luminaria pública, juega con otra suave de color blanca amarilla que entrega la calidez en los cambios de estado de los cuerpos y la energía del cuadro.
Los integrantes: Dos grupos de 4 personas cada uno. Uno de ellos con una fuerza muy potente en los movimientos, propia de la técnica utilizada que caracteriza a Brumachon, de staccatos muy marcados, vestidos con ropas actuales, dan inicio al espectáculo. El otro grupo entra lentamente por entre las líneas en el piso, vestidos casi de época - mezcla entre romana y amazónica-, con maquillajes de manchas color tierra, evocando seres maravillosos, cual dioses del olimpo.
La obra: El primer grupo está sobre la basura y la dispersa por el resto de la sala. Desde coreografías en solos hasta trabajos grupales, con mucha destreza y resistencia, forman parte del trabajo. La gran fuerza energética constante de dos de los bailarines resalta en el transcurso de la obra. Al entrar el otro grupo, suave, sutil, con garbo y elegancia, rompe esta fuerza desmedida y descontrolada. Así comienzan a entrelazarse y a conversar estos dos mundos tan distintos pero cercanos. Estructurada en dos tiempos, marcados por la energía de los cuerpos, el cambio de las coreografías y la sonoridad, nos lleva por un viaje del consumismo desmedido y la suciedad plástica, en clave técnica que exige al limite los cuerpos, propio del maestro Brumachon, con algunos toques de butoh.
Cabe destacar la participación de la intérprete Teresa Alcaíno, quien entrega dulzura y fuerza a la pieza. Completan el grupo Natasha Torres, Vilma Jiménez, Rocío Espejo, Vicenta Pávez, Andrés Maulén, Cristian Hewitt y Rodrigo Sepúlveda.