La Danza de "Blanco"

 

En estos momentos, en el Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM) y hasta el 20 de julio, se presenta  “Blanco”, creación coreográfica  de danza contemporánea de Alexandra Mabes, quien  participa además como intérprete junto a Damián Ketterer.
Mabes, de nacionalidad española, realizó sus estudios de danza en Chile y se perfeccionó en Argentina y Estados Unidos. En esta oportunidad trae una apuesta bastante multimedial, cargada de sensaciones y signos que permiten que el público complete  significados.
“Blanco” es una obra de danza contemporánea que propone una alegoría de la evolución humana

desde sus orígenes hasta nuestros días. Con un buen equipo de trabajo, Nicolás Oyarce en producción de arte; Adrián Castro en la realización escenográfica; musicalización de  Nicolás Spencer, Mirko Petrovich y  Marcelo Peña;  y AdeAntonio en  diseño y realización de vestuario,  desde un comienzo el nombre de la obra nos plantea interrogantes para una definición que bien podría ser la plasmada por el dúo de bailarines, quienes escriben  la historia en este espacio escénico.
En un ambiente de muros negros y piso del mismo color están instaladas estructuras geométricas como globos y cubos de plumavit, que logran en cada cuadro formar una acertada escenografía acorde al momento, como si fuera un gran lego.
El inicio de la obra, con una  excelente elección de banda sonora, da pie a un muy interesante  primer cuadro, símbolo de la aparición del hombre en la tierra y quizás el mas logrado de todos los momentos de la obra.
Sucesivamente se van desarrollando cuadros con una acertada musicalidad e iluminación. A modo de ejemplo,  en uno de ellos Damián Ketterer usa una varilla de radiestesia para hacer de zahorí (persona que  puede detectar con una varilla de madera en forma de "Y" la existencia corrientes de agua o napas subterráneas) como símbolo del asentamiento del hombre.
Alexandra, en otro cuadro, trabaja sobre una pila de piedras de cuarzo que bien podría significar la extracción y utilización del mineral por parte del hombre. Lamentablemente cae  en el agotamiento del recurso sonoro de un micrófono instalado sobre dicha ruma, que provoca la reverberación del sonido.
Durante la obra vamos pasando de un hito  a otro de la evolución humana hasta nuestros días, sin embargo, algunos cuadros están faltos de cuestionamiento que nos puedan dar luces o signos de entendimiento. Esto bien podría ser producto de la cercanía coreógrafo/intérprete, provocando una falta de objetividad en la  mirada al trabajo que se logra al alejarse en la tarea propia del coreógrafo, o la falta de un lenguaje coreográfico identificable. Más bien estamos en presencia de un trabajo de improvisación, marcado por objetos como referentes temporales.

 


Coordenadas
Centro Cultural Gabriela Mistral
Avenida Libertador Bernardo O’Higgins 227, Barrio Lastarria, Santiago (Metro Universidad Católica)
Sala B1(edificio B, piso 2)
27 Junio al 20 Julio
Jueves  a Sábado – 20:00 horas. Domingo – 19:00 horas.
$ 5.000 Gral. $ 3.000 Est. y 3edad.
- 20% Club La Tercera, Club Movistar y Membresía GAM-Lastarria