"Translunar": Delicadeza Gestual y Emotiva

De la fugacidad de la vida, de la muerte y el amor, habla “Translunar”, delicado trabajo de teatro físico de la compañía inglesa Ad Finitum. Con solo dos actores en escena, apoyados con máscaras y algunos utensilios, la obra repasa la historia romántica de una pareja de ancianos luego de que ella muere.
Con maestría y una sincronización increíble, los intérpretes (Deborah Pugh y George Mann) que además son autores de la idea original, narran las vivencias de William y Rose como si fuera una película. El primer cuadro muestra a William solo y deprimido, sentado frente a una mesa, pero todo cambia cuando se hace presente el espíritu de su mujer.

Gracias a un racconto, asistimos a la enfermedad y muerte de Rose en un hospital. Los actores sujetan la máscara de ancianos con una mano, pudiendo entrar y salir de ese estado. Así, la narración va desde el presente -con William atormentado por su viudez - hacia el pasado, para mostrarle al público diversos episodios en la vida de la pareja: el primer encuentro, el matrimonio, la pérdida de un hijo, los viajes, las peleas.
La acción va acompañada por una cantante y acordeonista, que subraya el carácter o intensidad de cada escena con sus intervenciones. Su presencia abre un espacio más de interpretación en el escenario.
Todo sucede echando mano a pocos objetos. Una mesa que se convierte en camilla, una maleta pequeña de la que salen cosas como una foto y un vestido, en fin. Eso y la magia del teatro permite reconstruir una vida entera.
Hay que destacar el carisma de la pareja protagónica. Ambos llenan el escenario con su sonrisa y hacen que el amor de la pareja que encarnan desborde a la platea. Sus coreografías, corporales y gestuales, son impecables, no hay fallas. A través de sus gestos son capaces de crear diversas locaciones: el interior de una casa, el café de la primera cita, la pérdida del hijo que esperaban, en fin.
Se entiende los premios que ha recibido esta pieza desde su estreno, hace una década. Lo que hacen, construir mundos desde la nada, es complejo y mágico.
El único reparo es que tanta delicadeza gestual se pierde en un teatro tan grande como el Municipal de Las Condes. Sin embargo, vale la pena ir a alguna de sus últimas funciones.

 

 

Coordenadas
Teatro Municipal de Las Condes
21 al 24 de marzo, 20:00 horas
$17.000           Platea Vip
$14.000           Platea General
$10.000           Platea Sillas de Rueda
$10.000           Palcos Primera Fila*
$10.000           Palco Personas con Movilidad Reducida