"Idomeneo": Una propuesta Cautivante y Rockera

Con “Estado Vegetal”, premiada por el Círculo de Críticos el año 2018, Manuela Oyarzún dejó en evidencia lo vasto que puede ser su imaginario escénico. Ahora, con “Idomeneo” -que el próximo fin de semana termina su temporada en el GAM- la creadora se interna en lo performático, de la mano de Paulina García como intérprete y Diego Noguera a cargo del espacio sonoro y partner de la actriz. La obra, del alemán Roland Schimmelpfennig, es convertida por Infante en una suerte de recital hablado, coro griego y cuenta cuentos 2.0, donde existe una variedad de estímulos (visuales, sonoros y discursivos) que se suman a la narración. El

resultado es un viaje cautivante, donde quedarán atrapados todos los espectadores capaces de sumergirse en esta especie de rito propuesto por la puesta en escena. Paulina García, vestida con un funcional ropaje (falda reversible, cinturón elástico, polera negra y suspensores, debajo pantalones negros) y descalza, cuenta la historia de Idomeneo, rey de Creta que peleó en la Guerra de Troya y que de regreso a casa -luego de diez años-, en medio de una terrible tormenta, ofreció a Poseidón sacrificar al primer ser que encontrara a su regreso, si volvía con vida. Pero, para su desgracia, fue su hijo quien apareció en la playa. 
La actriz está sobre una tarima con niveles, ubicada al fondo del escenario y rodeada de un mar de focos (mágica creación de Claudia Yolin, desde el diseño integral). Detrás de ella, al centro, Diego Noguera, también de negro, se ocupa en el potente espacio sonoro que, gracias a la electrónica, permite la aparición de los personajes. Y, como buen actor que es, dialoga silenciosamente con García.
Cada personaje tiene su propia voz gracias al artilugio sonoro. Así, Idomeneo, su hijo, su esposa y el amante de ésta, “hablan” de manera diferente a la narradora. Pese a que no hay más imágenes que las de Paulina y Diego, la performance es tan estimulante que la cabeza del espectador se abre y es capaz de ver -y oler- las playas de Creta.
En el texto de Schimmelpfennig ofrece múltiples posibilidades de ocurrencia de los hechos. Con humor y aguda mirada pone en evidencia tensiones presentes en la antigüedad y en siglo XXI: razón y mito, justicia y perdón, poder y abuso. El relato fluye como una reiteración imparable, a modo de loop, que embriaga al espectador. ¿Qué sucede si en vez de esto sucede lo otro? ¿Si hubiera hecho esto, en vez de lo otro?
Ritmo, intensidad de concierto rock y una Paulina García tan aguda como emotiva, permiten que este “Idomeneo” cautive. Claramente no es una puesta para todo público, su hibridez puede alejar a los que prefieren territorios más convencionales, pero es capaz de atrapar a cualquiera que se deje llevar por los estímulos. Y si la mano de Manuela Infante es evidente (ya la vimos en “Xuarez” y en “Estado Vegetal”), el aporte de Paulina Urrutia y Diego Noguera es vital.

 

Ficha Artística
Dramaturgia: Roland Schimmelpfennig
Dirección Manuela Infante Elenco Paulina García
Diseño Sonoro y Música Diego Noguera
Diseño Integral Claudia Yolín
Producción Carmina Infante
Producción Ejecutiva Paulina García
Asesor Programación Lumínica Pablo Mois
Asesor Maniobras Carlos Mangas.
Una producción GAM con el apoyo de Goethe Institut Chile, Liga Chileno Alemana, Tada Zapatos y Oxiluz.

Coordenadas
GAM
Hasta 29 de julio
Miércoles a domingo 21 h
$ 6.000 Gral. $ 3.000 Est. y 3ed.
Para mayores de 14 años