"TUM": La Vida y la Muerte para los más Chicos

Se trata de una obra que tiene muy resuelta la decisión acerca de cuál debe ser el rol de la fantasía y de la imaginación en la propuesta escénica. Loable es el trabajo creativo que dio lugar a la configuración de un perro ¡con palos! Este aspecto llamó la atención de quien suscribe y fue una arista de la obra acerca de la cual se dialogó con directora y actores. En ese sentido, la dramaturgia recoge la perentoriedad de pensar en el desarrollo evolutivo de los niños, y la importancia de incorporar imágenes y sentidos que aludan a la configuración e interpretación de la realidad, por parte de los niños, en el espacio del juego imaginario.

Destacable es esto.
Es una obra hermosa. En la que se enfatiza el rol de las semillas, de un modo poético y que permite su comprensión. Se sugiere a los establecimientos educativos que muestren esta obra, especialmente porque puede gestar nuevas reflexiones en los niños, de un modo autónomo.
La profundidad es resignificada, ya no es temible. Y no la asocian a lo oscuro y lúgubre. En cambio, está connotada como creatividad. Es en un territorio inexplorado previamente por la niña, que le es posible descubrir la esencia de la vida. Emplean el poder evocador de imágenes de luces ínfimas, que se proyectan desde pequeñas linternas, para hablarnos de la magia que acontece en el surgimiento de lo vivo. En el ámbito de la dramaturgia, es menester destacar la belleza y sutileza del texto que interpreta la actriz en este tramo temporal de la obra. Sobrecoge a los adultos, y los niños están muy atentos.
En esta perspectiva acerca de la vida, no omiten la muerte. Un tema tabú para nuestra cultura, es abordado con delicadeza en la obra. La compañía elige el proceso vivido por los niños al fallecer una mascota, para dar cuenta de esto, y a partir de ello grafican el ciclo vida- muerte vida. Gran acierto, además, es relevar el rol del rito. Enterrar al animal, y otorgar visibilidad expresamente a la situación, en el escenario, posibilita también darle la relevancia que tiene para los niños un hecho de estas características, que habitualmente implica el primer enfrentamiento a la muerte. Se aprecia muy bien logrado esto. El mensaje es claro y los niños conectan con las emociones asociadas a un evento como este.
Hubo momentos en los cuales los espectadores se implican en el montaje. Los niños dicen que sí, afirmando a los actores que lo que se habían encontrado era valioso: ante bolsas tesoro.
Por último, digno de mencionar es que en lo escénico se aprecia cierta economía de recursos. El uso de aros y de carpa está pensado para que cumplan variadas funciones en relación con la trama. Asimismo, sorprendente es que la carpa actúa como soporte de los tres niños en ciertas ocasiones, y luego como EL “espacio de revelación” de un preciado secreto.
Bellísimas son las escenas que hacen referencia a la luz. Una guirnalda con estrellas luminosas y pequeñas linternas posibilitan un juego visual que seduce, y cautiva a niños y adultos. Está muy bien articulado con la exposición del texto, que la actriz ejecuta en ese instante.

Función en GAM el próximo 21 de octubre