"El bot": aplauso para el humor en serio

Humor en serio. Sí, aunque parezca contradictorio, “El bot”, espectáculo escrito, dirigido y protagonizado por Héctor Morales propone una profunda reflexión a través de la parodia. No se trata de risa efectista, sino de una producida por la punzante mirada del actor a dos elementos gravitantes en los acontecimientos de estos últimos meses: la prensa y las RR.SS.
“El bot”, en cartelera hasta este fin de semana en la Sala Mori Virtual , es un producto escénico audiovisual porque se trata del trabajo de un intérprete que se desdobla en dos personajes que se enfrentan, transmitido a través de video vía la plataforma zoom

. Pese a la mediación de la imagen grabada es posible hablar de escénico, precisamente porque lo fundamental es la interpretación de Héctor Morales. El foco no está puesto en las casi infinitas posibilidades del audiovisual, sino en la interacción entre el entrevistador y su entrevistado.
“Realidades reales” es el nombre del programa, conducido por José Miguel Pérez Astudillo, periodista de TV que resume los tics de vari@s: el lenguaje rebuscado, el punto de vista de una neutralidad imposible de mantener y la habilidad para ir de los pañales auspiciadores a temas duros, como la manipulación de la opinión en las RR.SS.
El Bot (creador de cuentas falsas, hashtags y trending topics) es un chileno busca vidas, agudo, hábil, que sabe perfectamente qué frases son las mejores para el G.C. y condiciona su presencia a la protección de su identidad.
El primero en un set, el segundo en un espacio oscuro e indefinible (un sótano, una pieza sin ventanas, un cuartucho). Ambos muy “a la chilena”; el periodista maqueteado y el interlocutor con un lenguaje que revela su extracción popular a la vez que su ingenio. Ambos instalados en la parodia de personajes reconocibles y cercanos. Propios.
La conversación se vuelve cada vez más cautivante, a medida que el Bot va desplegando los secretos de su trabajo en las bambalinas de las Redes Sociales. Sin anestesia da cuenta de que él y sus colegas trabajan en Agencias de Publicidad, y confidencia que su mayor logro es saltar a la prensa o generar alguna polémica incendiaria. ¿El objetivo? Uno claro y sencillo: manipular a la opinión pública.
Entre risa y risa, los espectadores vamos abriendo los ojos y las orejas a la información que entrega la obra. Que muchos intuyen -intuimos- pero que estamos lejos de saber, y que Héctor Morales investigó antes de lanzarse a escribir.
Hay que decir que la performance de Héctor es precisa, paródica sin excesos, con un guiño al Loco en “Muerte accidental de un anarquista”, por el que obtuvo el premio del Círculo de Críticos de Arte de Chile. Claro que este Bot, si bien tiene el verbo de ese personaje, se ubica en la contingencia y en la chilenidad. El ritmo no decae, el texto va in crescendo y la ambientación sugiere los disímiles mundos de los protagonistas.
El apoyo en el diseño multimedia de Pablo Mois (“Idomeneo”, “Muerte accidental de un anarquista”) resulta muy importante en el resultado final, ya que nunca se pierde de vista que el objetivo es resaltar la teatralidad. Pese a lo virtual. Y, aunque Héctor Morales es claro cuando en los créditos anota #estonoesteatro, su interpretación doble se disfruta, al igual que su texto.

 

 

Coordenadas
Hasta el 9 de agosto
Jueves a domingo, 20.30 Hrs.
$4000.
https://www.puntoticket.com/evento/El-Bot-Mori-Virtual