"Un montón de brujas...": de mujeres, poder y realidad

Una obra que rezuma humor negro, que hurga en temas importantes de nuestra sociedad y del mundo contemporáneo desde una escena supuestamente trivial: el enfrentamiento de dos mujeres por la presidencia del fan club de un ídolo muerto en un accidente aéreo. Se trata de “Un montón de brujas volando por el cielo”, producción del Teatro Nescafé con dramaturgia de Carla Zúñiga (“El amarillo sol de tus cabellos largos”, “Prefiero que me coman los perros”) y dirección de Manuel Morgado, que se transmite directamente desde el escenario del teatro de Providencia.

Carla Zúñiga es una de las voces más destacadas del teatro chileno de la última década, con un corpus de obras que se definen en el humor negro y el situarse en la vereda de los y las perdedoras. Lo suyo es el lado b, la oscuridad, lo invisible, y en esos ejes destaca el rol de lo femenino, castrado y sometido socialmente.
En “Un montón de brujas volando por el cielo”, Paula Zúñiga y Paulina García son A y B, respectivamente, mujeres de clases sociales distintas que dejan en evidencia no solo profundas grietas entre ellas sino también lo difícil que es para el género femenino legitimar la rabia, la disidencia y la intensidad.
El texto de Zúñiga, escrito para las actrices, es un delirante diálogo entre A y B, que pelean descarnadamente por ese pequeño espacio de poder que es el fan club. En esta discusión surge temas increíbles, como que una de las integrantes cree que A es bruja, porque la vio en una escoba cruzando el cielo. A representa la marginación y la vulnerabilidad, vive en una población y durante toda su vida ha sabido de desgracias. B es de clase alta y no sabe de ese tipo de dolores ni carencias. El ídolo muerto no era el galán seductor que aparentaba ser, sino que ansiaba travestirse y liberarse del éxito que lo tenía esclavo de las apariencias. Esa verdad la conoció A, en un encuentro de confidencias. Algo que B no puede perdonar.
Hay un humor oscuro y corrosivo en el tira y afloja de las protagonistas. Es inevitable reírse al escucharlas, pero la risa es una puerta para profundas reflexiones sobre el doble estándar, las apariencias, el deber ser, el poder y, sobre todo, el cómo ser mujer desde la diferencia.
Manuel Morgado, el director, dirige a las actrices en el estilo que pide el texto. A y B son mujeres teatrales, intensas y expresivas, algo que Paulina García y Paula Zúñiga encarnan a la perfección y que aprovecha la fotografía de Sergio Armstrong y Jonathan Maldonado. Es un gusto ver el despliegue de teatralidad (iluminación, vestuario) y también el uso que Morgado dio al espacio: optó por mostrar diversos lugares del Nescafé de las Artes, desde bambalinas hasta la platea vacía. Su mirada es clave para que el espectador integre cada uno de los elementos propuestos y se sumerja en el excesivo viaje de las protagonistas.
“Un montón de brujas volando por el cielo” se disfruta desde el texto, las actuaciones y el trabajo audiovisual. Ofrece entretención, reflexión y, algo fundamental del teatro de Zúñiga, un espejo donde vemos reflejado todo eso que no queremos reconocer.

 

 

Coordenadas
Viernes 23 de octubre a las 21:00 horas
Sábado 24 de octubre a las 21:00 horas
Domingo 25 de octubre a las 19:00 horas

*Valores: 5.000 pesos (Comunidad de las Artes) y 6.000 pesos general.
*Ventas: a través del sistema Ticketek.
Consultas: por whatsapp al +56 9 3387 2403 (lunes a viernes de 11:00 a 21:00 horas).