Sensualidad y fragmentación

 


 

Cario_5__Credito_Ana_Garabedian“Cariño” es una pieza argentina de formato inusual en nuestra cartelera. Mezcla teatro, música y corporalidad, en un tono de búsqueda en torno al cuerpo y con la siempre atractiva temática de las relaciones interpersonales y el amor. Lo primero atractivo son los intérpretes: Victoria Carambat, una chica de bello rostro en un cuerpo boticcelliano, amplio, blando; Federico Fernández, de formación en danza clásica y teatro musical, lindo y de tipo ingenuo;  Ignacio Monna, de formación actoral pero de muy buen trabajo corporal,  más recio, más rudo.

El trío parte derrochando erotismo. El más rudo se sumerge en las carnes de ella, en tanto el otro construye un personaje más vulnerable, con un tipo de virilidad más suave, menos agresiva.

En una escena fragmentada, donde se pasa de la acción teatral a la corporalidad y el canto, los tres personajes revisan su postura frente al otro y a sí mismos. Hay un juego con la identidad, con el hacerse. Destaca la postura corporal del trío, desenfadada, sensual y muy presente.

En términos de danza, los dos varones tienen un fraseo muy visceral y rudo, por el piso, y hay un momento en que Federico Fernández se pone zapatillas de punta en una escena enigmática, que se abre a diversas interpretaciones.

Teatralmente el peso recae en Ignacio Monna y  Victoria Carambat, quienes desarrollan textos. El cuento de ella, de la niña y las gallinas, recorre la obra de arriba abajo. Querer-pertenecer-tragar, es una triada que se reitera durante la pieza.

Arriesgada y atractiva, abierta en significados, apuesta por un público receptivo y actuante.

 

Coordenadas

“Cariño”

Argentina

Hoy y mañana en el Teatro U.C