"Niebla", o el teatro le da voz a la vejez

Lo primero que hay que decir de la obra “Niebla”, en cartelera este fin de semana en el Teatro Finis Terrae, es que es un lujo ver a Gloria Münchmeyer y Gaby Hernández actuando juntas. Ellas interpretan con ternura y profundidad a dos mujeres de su generación, que fueron la jefa de hogar y la empleada puertas adentro durante décadas y que en el momento de la obra se reúnen a conversar vía zoom, en plena pandemia. Ese es el inicio de una trama sencilla, pero que gracias a la pluma de Isidora Stevenson –“Réplica”, “Hilda Peña”- se sumerge en vericuetos más complejos, en clave de género y discriminaciones sociales. Las

protagonistas, una sola en su casa y la otra sola en un hogar para adultos mayores, sostienen una conversación que fluctúa entre el hoy y el pasado, enfrentando sus miradas y recuerdos. Ambas representan a dos clases sociales diferentes que se comportaron como lo dictaminó la época en que les tocó crecer. Entre ellas hay amor y vivencias en común, pero también una - ¿inevitable? - distancia entre patrona y empleada.
El texto de Isidora Stevenson logra aunar el diálogo cotidiano con la reflexión social, dejando entrever problemáticas vigentes como el trato que le debemos a la tercera y cuarta edad, el trabajo doméstico, la mujer como único ser encargado del cuidado de la familia, el lugar ambiguo que ocupa en una familia la persona que realiza trabajo doméstico pagado, en fin, son varios los temas puestos en conflicto.
Carmen (Hernández) es una mujer sencilla, de origen campesino, que se hizo cargo de los hijos de Nena (Münchmeyer) cuando esta debió salir a trabajar luego de ser abandonada por su marido. Nena hace un año que está en un hogar, sufre principio de Alzheimer y aún se queja de que sus hijos “se dan” más con Carmen. Su conversación oscila entre los cotidiano y agudas reflexiones sobre la clase social y su condición de mujeres.
El principio de Alzheimer que padece Nena es tratado con sutileza por la dramaturga. El personaje está consciente de que “se pierde en una niebla” y que llegará el momento en que no podrá salir. Gloria Münchmeyer representa esta condición de Nena con delicadeza, naturalidad y dignidad.
La dirección de Soledad Gaspar deja hablar al texto y a las actrices, y en la edición de la puesta en pantalla la mayoría del tiempo las vemos a las dos en la típica conversación zoom, salvo algunas imágenes que las muestran a cada una en su espacio, contextualizando la situación y aportando información a los espectadores. Gran aporte es la música, original de Damián Noguera, que recorre los estados de ánimo de la conversación, y también las inclusiones musicales en la narración.
“Niebla” es una puesta en pantalla que realza el texto y las interpretaciones, apostando por una sencillez visual que se hace cargo de temas complejos con limpieza y sin tapujos. Con amorosidad y respeto por los personajes protagonistas, la obra hurga en espacios silenciados como la vejez, la soledad, el ser mujer y la enfermedad -entre otros-, que nos atañen a todos y todas. Y que están lejos de ser resueltos.

 

 

Coordenadas
Hasta el 28 de marzo
viernes a domingo, 20.30 h
Gral. $4.000, Grupal $6.000.-
Entradas por Ticketplus en https://ticketplus.cl/events/niebla