“Una Relación Pornográfica”: El miedo a amar puesto en jaque

Por Marietta Santi

Philippe Blasband, autor belga, escribió el guión de “Una Relación Pornográfica”, magnífica  película de Frédéric Fonteyne, con Sergi López y Nathalie Baye, que muestra como dos personas en un principio vinculadas sólo por el sexo, traspasan la frontera del deseo para sumergirse en los difusos límites de los sentimientos. Lo penoso es que ninguno se atreve a dar el salto: prefieren quedarse en la comodidad de sus vidas en solitario antes de abrirse al amor.
Paulo Meza se encargó de la versión teatral chilena, poniendo en escena dos cartas seguras: Heidrun Breier y el multifacético Daniel Muñoz (tan verdadero en el agudo verbo de la obra Filóctetes, como en la tibia cotidianidad de la serie Los 80). Destaca el rol de los actores, porque su carga es enorme en una obra de tan compleja representación como ésta, de escasa –podría decirse nula- acción, ya que todo transcurre, incluso los encuentros sexuales, en las palabras de los protagonistas. Cada uno por separado conversa con una voz (Malcolm Leiva), la de su psicoanalista, y desde el comienzo vemos como la realidad que cada uno aloja en su mente difiere en los pequeños detalles, pero no en el centro mismo de la situación. El público asiste a los encuentros de la pareja y luego a sus comentarios y sensaciones, relatados a posteriori frente al analista.

Sin la ayuda de la tecnología audiovisual, que permite registrar las diferencias entre el discurso corporal y el verbal, con el uso del zoom in, por ejemplo, los intérpretes deben proyectar sólo con sus armas las contradicciones de los personajes, sus miedos, sus mentiras, sus autocomplacencias. Gran ayuda en este punto fue el aporte de la coreógrafa y bailarina Francisca Sazié, quien guió a la pareja protagónica en un lenguaje corporal que anuncia el desencuentro: por momentos miran hacia lugares distintos, hablan sin mirarse, están juntos pero parece que no lo están.
Heidrum Breier y Daniel Muñoz consiguen una complicidad que, contrario a lo que podrían pensar los neófitos en el tema actuación, va más mucho más allá y se despega de su relación de pareja en la vida real. Lo que vemos es sensibilidad interpretativa y capacidad de transitar por todos los matices necesarios para la entrega. Ella es coqueta, fría, cortante y desesperada; y él pasa de la ansiedad al enamoramiento, y luego al temor, con la misma facilidad.
Su actuación es intimista, pero al mismo tiempo capaz de proyectar más allá del escenario esa tremenda complejidad que encierran las relaciones humanas, sobre todo si hablamos de deseo, amor y desamor.
El logro de Paulo Meza, como director, consiste en armonizar todos los elementos con sensibilidad y dosificación, sin caer en ningún exceso, aunque se echa de menos una mirada algo más personal de su parte. Además, la puesta en general resulta algo aplastada por la escenografía de Esteban Sánchez, que sólo despega cuando se abre la pared del fondo y vemos una cama inclinada.
“Una Relación Pornográfica” cautiva por los intérpretes y el tema, ese tan complejo del amor, el desamor, y el desarmante miedo al fracaso.


“Una Relación Pornográfica”

Autor: Philippe Blasband
Director: Paulo Meza
Elenco: Daniel Muñoz, Heidrun Breier y Malcolm Leiva (voz)
Sala San Ginés- Chucre Manzur (ex Galpón 7) Chucre Manzur 7 Bellavista
Jueves         21:00 hrs.    PROMOCION 2 X $6.000  
Viernes        22:00 hrs.    $6.000  general y $4.000 estudiante
Sábado        20:00 hrs. y 22:00 hrs. $6.000 general y $4.000 estudiante
Reservas al 738 2159