Tragedias Griegas al Ritmo de Nuestros Días


“Ciudad Edipo”, de la compañía alemana Deutsches Theater, respondió satisfactoriamente a las expectativas. Lo primero que asombra es la extrema sencillez de la puesta en escena, dirigida por Stephan Kimmig, y luego la acertada síntesis de cuatro tragedias griegas (de Sófocles, Esquilo y Eurípides) realizada por John von Düffel, apostando por los momentos esenciales de cada una para contar, en 2 horas y media, los devenires de la estirpe de Layo.
Todo parte cuando Edipo, excelentemente interpretado por Ulrich Matthes, conoce la verdad de su origen y la unión con su madre.

Desde ese momento, se suceden escenas claves para comprender cómo los dioses maldicen a la descendencia de Layo, hasta llegar al advenimiento de Creonte como un reconocible dictador. 
La acción sucede es una especie de sin fin de color amarillo, evocador de una moderna rampa de skate y también de un tobogán, que da la idea de nunca acabar, de una historia que seguirá y se repetirá seguramente.
Los actores visten polleras y poleras sin mangas, siendo el personaje de Creonte entregado a una estupenda actriz, Susanne Wolff.  Escaso maquillaje y uno que otro recurso como el furioso  tambor que toca Eteocles o el intenso baile de las hermanas Antígona e Ismenia, dan cuerpo a una teatralidad que genera fuertes imágenes al mismo tiempo que narra una historia de poder con absoluta claridad.
Muchos espectadores lamentarán que la dimensión mítica esté dejada de lado en la puesta en escena, así como también la poesía en el texto. La clave que profundiza el director parece ser otra: la conexión con el público actual y los devenires del poder, pasando por la pelea entre hermanos hasta llegar a la tan reconocible figura del dictador. 
En todo caso, tanto el dramaturgo como el dictador rescatan lo esencial de las tragedias a que se remiten: el ciego actuar de los seres humanos, movidos por la pasión y las ambiciones, y sus nefastas consecuencias para ellos y la sociedad en que viven.

 

Coordenadas

Teatro Municipal de Las Condes
13 de enero 20h