Una Obra Resfrescante

“Oriente” es el primer texto dramatúrgico de Carla Romero, actriz e intérprete en danza,  y también su primera dirección teatral. Ella es parte del elenco de la aplaudida pieza “Villa + Discurso”, de Guillermo Calderón, autor cuya influencia se nota en el debut de Carla, quien trabaja la misma desdramatización que ha impuesto Calderón a sus últimos trabajos.
Es así como en escena vemos a cinco jóvenes en medio de una toma del Campus Oriente de la Universidad Católica. El público asiste a sus conversaciones y discusiones más pedestres, no todo lo que dicen es trascendente, al contrario. Los vamos conociendo a través de

desencuentros que parten siendo triviales, sin muchas explicaciones, pero que hablan de quiénes son y de dónde provienen socialmente. Está la estudiante oriunda del sur del país, católica y que llega en micro a la toma, el joven nacido en la población al que siempre le cambian el nombre, la chica cuya familia forma parte del combativo red set de los 70, y también el líder de origen acomodado, que llega tarde porque tenía que ducharse y comer un queque preparado por su nana. La menos visible es la joven que pertenece, se infiere, a la clase media. Es la que menos habla y poco y nada se sabe de su vida y sus motivos, algo que genera la curiosidad del espectador. Ella propicia el diálogo, canta en un par de escenas y  ofrece posibilidades de mediación y conciliación entre el grupo.
Poco a poco, en medio de la escasa convocatoria de la toma, planteada para evidenciar los conflictos educacionales, de las confrontaciones intrascendentes se va llegando a la reflexión consciente de cada uno de los protagonistas sobre su realidad y cómo influye el sistema en ella. La acción política, fallida en muchos aspectos, resulta un viaje existencial para estos jóvenes que finalmente se revelan, honestamente, ante sí mismos y sus compañeros.
¿Quién soy y por qué estoy aquí? ¿Qué busco de verdad? Son preguntas que sirven para plantear numerosos y complejos cuestionamientos sobre el poder, la clase política o dirigente, la falta real de oportunidades, la consecuencia, el compromiso, la justicia social, en fin. Todo lo anterior relacionado con el nombre de la obra, “Oriente”, que no sólo hace alusión obvia al campus de la UC sino también al sector adinerado de Santiago, donde se concentran los poderes económicos y políticos.
La actuación es realista pese al espacio metafórico en que se desarrolla. La acción alude al tiempo real, no hay cortes editoriales. Un indicio sabroso del recorrido temporal lo da el pan que los estudiantes hacen durante la obra, que es cocido en diferentes hornos instalados en el escenario. Verónica Medel, Mercedes Mujica, Macarena Rozic, Ricardo Parraguez y Juan Anania asumen con soltura sus personajes, desdramatizados y cercanos. No hay conversaciones forzadas ni “teatrales”.
La dirección de Carla Romero maneja muy bien la fluidez de la obra y la naturalidad del grupo, pero casi al final se produce un quiebre que rompe el camino sin baches por el que transcurría. Al intentar un momento simbólico entre los personajes, el tránsito desde el lenguaje naturalista resulta torpe, lo que produce una baja de energía a la puesta pero no le resta méritos.
“Oriente” es una obra fresca, que hace reflexionar y también provoca algunas risas, que muestra realidades complejas e incómodas para todos y no ofrece juicios ni sesgos ideológicos. Simplemente, abre una  puerta para que el público se asome. 

 

 

Ficha Artística
Dirección y Dramaturgia: Carla Romero
Asistente de dirección: Javiera Silva
Elenco: Verónica Medel, Mercedes Mujica, Macarena Rozic, Ricardo Parraguez, Juan Anania.
Diseño Integral: TORO
Fotografías: Stephanie Cabrera
Prensa: María Pilar Paredes

Coordenadas
Biblioteca de Santiago (estación del metro Quinta Normal)
Hoy 19 horas
Entrada gratuita