"Juan & Beatriz": una conversación sin diálogo

JUAN_Y_BEATRIZ_1_En el Centro Mori Bellavista se está presentando una obra que cumple con todas las características de la propuesta programática que ha desarrollado este espacio: textos dramatúrgicos de renombrados autores internacionales, puestos en escena por directores y elencos televisivamente reconocidos.

Leer más...

Los Invasores, imperdible de la temporada

Los_Invasores._Crdito_RioLab_49Nadie podría imaginar que “Los Invasores”, texto que Egon Wolff estrenó en 1963, tendría tanta vigencia 49 años después. La puesta en escena de Pablo Casals, en cartelera en el GAM, revela que las tensiones de nuestra sociedad no han cambiado.

Leer más...

“Dios es un Lujo”: Ácida, Bien Hecha y Necesaria

“Dios es un lujo” es una obra despojada de artilugios escénicos que, a través de la estancia en la cárcel de tres prostitutas, un travesti y una pastabasera, da cuenta de la realidad del margen, de los no privilegiados, de los que, a buenas cuentas, sólo pueden tener a Dios como un lujo. El texto está hecho a cuatro manos por Rodrigo Soto (actor de “H.P”, “Caín” etc, y director de “Lucho Chaveta”) y Gopal Ibarra, autor y director (“Yo no Ando Matando a Nadie”, “Cuatro, Imperio Chileno”, “La Guerra de Arauco”), a partir de una idea del primero. La obra capta la situación en que los personajes conversan en la cárcel, no hay progresión dramática y por ende no hay final como se entiende comúnmente. Cuando se apaga la luz todo podría continuar.  Esta forma estructural coincide con el texto, que muestra diversos puntos de vista, sin enjuiciar ni evaluar. No hay frases moralizantes, sino una visión ácida de lo que les toca vivir a los personajes, que discuten del oficio, la vida, la política y Dios. La Chesca (Viviana Basoalto) es creyente, La Flaca (Aliocha de la Sotta) es escéptica y apocalíptica, y Rocío (Cecilia Herrera), no tiene una postura clara. Vuelan en escena comentarios relativos al centro político, a la Concertación, la Derecha y la DC. El público se ríe, pero no hay planfleto. La crítica es ironía, no obviedad. Aunque la acción gira en torno al trío, intervienen otros personajes: el travesti (Juan Pablo Miranda) y la pastabasera (Mónica Ríos). Ambos ponen la cuota de marginalidad extrema, de parias sociales. Si bien el nivel interpretativo es parejamente bueno, destaca Aliocha de la Sotta como la feroz Flaca. Intensa, esperpéntica por momentos y siempre desesperanzada, la actriz provee a su cuerpo de un patetismo que impresiona. La opción de dirección, de Soto, funciona muy bien. Un cuadrado de luz, donde se sitúan los actores, es lo único que necesita para recrear el encierro de la “cana”. El resto es actuación, la carne del actor en escena que remece.  Una buena obra, nada complaciente, donde se conjugó el talento de Ibarra para usar las palabras como estiletes y la capacidad de Soto para “modelar” a sus dirigidos.
“Dios es un lujo”
Teatro del Puente, Parque Forestal s/n
Autor: Rodrigo Soto y Gopal Ibarra
Director: Rodrigo Soto
Elenco: Aliocha de la Sotta, Viviana Basoalto, Cecilia Herrera, Juan Pablo    Miranda, Mónica Ríos.
Horarios:Viernes y sábado a las 22:00 hrs.
DIOS ES UN LUJO“Dios es un lujo” es una obra despojada de artilugios escénicos que, a través de la estancia en la cárcel de tres prostitutas, un travesti y una pastabasera, da cuenta de la realidad del margen, de los no privilegiados, de los que, a buenas cuentas, sólo pueden tener a Dios como un lujo. El texto está hecho a cuatro manos por Rodrigo Soto (actor de “H.P”, “Caín” etc, y director de “Lucho Chaveta”) y Gopal Ibarra, autor y director (“Yo no Ando Matando a Nadie”, “Cuatro, Imperio Chileno”, “La Guerra de Arauco”), a partir de una idea del primero. La obra capta la situación en que los personajes conversan en la cárcel, no hay progresión dramática y por ende no hay final como se entiende comúnmente. Cuando se apaga la luz todo podría continuar.  Esta forma estructural coincide con el texto, que muestra diversos puntos de vista, sin enjuiciar ni evaluar. No hay frases moralizantes, sino una visión ácida de lo que les toca vivir a los personajes, que discuten del oficio, la vida, la política y Dios. La Chesca (Viviana Basoalto) es creyente, La Flaca (Aliocha de la Sotta) es escéptica y apocalíptica, y Rocío (Cecilia Herrera), no tiene una postura clara. Vuelan en escena comentarios relativos al centro político, a la Concertación, la Derecha y la DC. El público se ríe, pero no hay planfleto. La crítica es ironía, no obviedad. Aunque la acción gira en torno al trío, intervienen otros personajes: el travesti (Juan Pablo Miranda) y la pastabasera (Mónica Ríos). Ambos ponen la cuota de marginalidad extrema, de parias sociales. Si bien el nivel interpretativo es parejamente bueno, destaca Aliocha de la Sotta como la feroz Flaca. Intensa, esperpéntica por momentos y siempre desesperanzada, la actriz provee a su cuerpo de un patetismo que impresiona. La opción de dirección, de Soto, funciona muy bien. Un cuadrado de luz, donde se sitúan los actores, es lo único que necesita para recrear el encierro de la “cana”. El resto es actuación, la carne del actor en escena que remece.  Una buena obra, nada complaciente, donde se conjugó el talento de Ibarra para usar las palabras como estiletes y la capacidad de Soto para “modelar” a sus dirigidos.
“Dios es un lujo”
Desde el 27 de abril
Teatro del Puente, Parque Forestal s/n
Autor: Rodrigo Soto y Gopal Ibarra
Director: Rodrigo Soto
Elenco: Aliocha de la Sotta, Viviana Basoalto, Cecilia Herrera, Juan Pablo    Miranda, Mónica Ríos.
Horarios:Viernes y sábado a las 22:00 hrs.

“Las Brujas de Salem”: lo mejor de Fiebre

LAS_BRUJAS_DE_SALENHisteria colectiva, una adolescente que se siente traicionada, puritanismo y miedo a la brujería, son elementos que se reúnen en Las Brujas de Salem, montaje del dramaturgo Arthur Miller que se hace dramáticamente vigente en estos tiempos.

Leer más...

Versiones de un crimen sin resolver

 

02“En un bosque” es la reciente puesta en escena de Lafamiliateatro, agrupación nacional que lleva aproximadamente 8 años reflexionando y experimentando en torno al oficio de las artes escénicas. Sus montajes han transitado por adaptaciones de textos, versiones de interesantes autores, creaciones colectivas a partir de improvisación, reescrituras y creaciones inspiradas en argumentos escritos de diversa índole (Franz Kafka, Fredrich Schiller, Alejandra Pizarnik, Erzsébet Báthory, María Estuardo, Michel Foucault, Juana de Arco y Robert Wilson, entre otros). Pareciera que en sus obras hay una búsqueda que trasciende a ellas y que tiene relación con el lenguaje, las palabras, sus significados y la construcción de sentido e historia desde el decir. “En un bosque” indaga sobre estas inquietudes, planteándose nuevas interrogantes que surgen de la adaptación de un cuento del escritor japonés Akutagawa.

Leer más...

“La Sonata de los Espectros” Mentiras e Hipocresías: los espectros interiores

 

SONATA_DE_LOS_ESPECTROSUna segunda temporada de funciones de la obra “La Sonata de los Espectros”, de August Strindberg, está presentando la compañía Teatro del Terror en el Multi-espacio Ladrón de Bicicletas. Drama escrito por el autor sueco en el año 1907, es una de las últimas obras denominadas “piezas de cámara” escritas por el dramaturgo. La obra, conocida también como “La Cena de los Espectros”, cuenta la historia de un joven estudiante que luego de haber participado del rescate de personas en un incendio se encuentra al día siguiente con el viejo Jacobo Hummel, empresario que en el pasado había tenido problemas con su familia, supuestamente por préstamos de dinero. Hummel, pretendiendo compensar este supuesto daño que le habían causado, persuade al estudiante para que le haga un favor: conocer a una familia con títulos de nobleza en una ópera y visitarla al día siguiente, en la celebración de la cena de los espectros. Todo esto bajo la promesa que después lo convertirá en un hombre rico y famoso, por su heroísmo en el incendio. Sin embargo, lo que el viejo tramaba era un plan para desenmascarar a esta familia, compuesta entre otros por su ex amante, convertida ahora en una momia, y su hija enferma aún no reconocida, a quien devolvería la felicidad a través del estudiante, quien aún conserva los valores de la pureza y honestidad, extraños dentro de ese mundo de engaños y traiciones.

Leer más...