“Colo Colo 91”: Impecable ejercicio de realidad

Colo Colo 91“Colo Colo 91” es la última entrega de los hermanos Ibarra, Gopal y Visnu. De la dupla, el primero - también el mayor- es habitualmente el dramaturgo. El menor actúa o codirige. Esta vez, tanto la dramaturgia como la dirección responden a ambos. La pieza toma un hecho real (el triunfo de Colo Colo en la Copa Libertadores de América en 1991) y lo cruza con el encuentro de dos hermanas separadas geográficamente por mucho tiempo. Pero eso no es todo. La gracia es que a través de dos sucesos reales y cotidianos, los autores pueden despegar diversos temas: la vuelta a la democracia en Chile, las esperanzas del pueblo, el arribismo que empieza a tomar cuerpo, la política, la falta de posibilidades de un sector, en fin. La realidad también posibilita asociaciones metafóricas, como que Colo Colo es el equipo blanco-negro y las hermanas son una rubia y la otra morena. Las capas de lecturas son muchas y, lo más importante, conviven orgánicamente sin dificultar la llegada al espectador.

Leer más...

“El Último Encuentro”: Un Ejemplo más Allá de la Escena

Se ha repetido hasta el cansancio, desde diversas voces, que en Chile no respetamos a los adultos mayores.  Las posibilidades de trabajo disminuyen con cada año que pasa, hasta considerar a un cincuentón como “pasado” para buscar una ocupación. Y qué decir de los mayores de 65 o los octogenarios. A ellos parece que sólo les destinamos paquetes turísticos rebajados y paseos antes de las 20 horas. La obra con que Carlos Pinto inauguró su multiespacio Ladrón de Bicicletas, en Dardignac 0163, es precisamente la muestra de que la vida de los mayores puede ser más que productiva: desde Buenos Aires llegó “El Último Encuentro”, adaptación teatral de Cristopher Hampton para la novela de Sandor Marai, protagonizada por actores mayores de 80 años. La pieza, que narra el encuentro de dos amigos de la infancia, de diversas clases sociales y sensibilidades, separados por un secreto, es un elogio a la palabra, a los miles de sentidos que puede tener una frase, dicha o silenciada. La acción es mínima: los dos hombres se enfrentan y hablan. Recuerdan, desentrañan. En esta versión, lo que es prácticamente un monólogo del dueño de casa, interpretado por un delicado y lleno de matices Duilio Marzio (89 años), se ve interrumpido por las intervenciones del ama de llaves, convertida en un personaje entrañable por Hilda Bernard (91). Así, la puesta es bastante más cálida y menos hierática que la que vimos hace algunos años interpretada por Héctor Noguera. Tal vez el visitante, acá Fernando Heredia (89), pudo tener una mayor participación ya que su presencia se ve menguada frente a sus colegas. La mano de la directora, Gabriela Izcovich, se nota en una puesta cálida y cuidada, que acerca la prosa de Marai al público. Una lección de teatro, claro está, fundada en la presencia del actor y su fuerza, pero más aún una lección de vida.
“El Último Encuentro”
Últimas funciones
Jueves a sábado a las 20.30 horas, domingo a las 20
$15.000 general
El último EncuentroSe ha repetido hasta el cansancio, desde diversas voces, que en Chile no respetamos a los adultos mayores.  Las posibilidades de trabajo disminuyen con cada año que pasa, hasta considerar a un cincuentón como “pasado” para buscar una ocupación. Y qué decir de los mayores de 65 o los octogenarios. A ellos parece que sólo les destinamos paquetes turísticos rebajados y paseos antes de las 20 horas. La obra con que Carlos Pinto inauguró su multiespacio Ladrón de Bicicletas, en Dardignac 0163, es precisamente la muestra de que la vida de los mayores puede ser más que productiva: desde Buenos Aires llegó “El Último Encuentro”, adaptación teatral de Cristopher Hampton para la novela de Sandor Marai, protagonizada por actores mayores de 80 años. La pieza, que narra el encuentro de dos amigos de la infancia, de diversas clases sociales y sensibilidades, separados por un secreto, es un elogio a la palabra, a los miles de sentidos que puede tener una frase, dicha o silenciada. La acción es mínima: los dos hombres se enfrentan y hablan. Recuerdan, desentrañan. En esta versión, lo que es prácticamente un monólogo del dueño de casa, interpretado por un delicado y lleno de matices Duilio Marzio (89 años), se ve interrumpido por las intervenciones del ama de llaves, convertida en un personaje entrañable por Hilda Bernard (91). Así, la puesta es bastante más cálida y menos hierática que la que vimos hace algunos años interpretada por Héctor Noguera. Tal vez el visitante, acá Fernando Heredia (89), pudo tener una mayor participación ya que su presencia se ve menguada frente a sus colegas. La mano de la directora, Gabriela Izcovich, se nota en una puesta cálida y cuidada, que acerca la prosa de Marai al público. Una lección de teatro, claro está, fundada en la presencia del actor y su fuerza, pero más aún una lección de vida.

Leer más...

“Celebración” : Lúdica Mirada a la Otra historia

Celebración“Celebración” es una de las creaciones que surgen como reacción al Bicentenario y lo que nos espera para el 18 de septiembre que se aproxima. Esta vez, el grupo Teatro Público realizó una creación colectiva, junto con Cristián Aravena, en torno a una seguidilla de hechos silenciados en estos doscientos años y que han dado forma al llamado Movimiento Popular. El papel del pueblo en el desarrollo del país es revisado por la compañía desde una perspectiva que deja de manifiesto las injusticias vividas, y acalladas, por la historia oficial.

Lo más impresionante de este montaje es el juego escénico con que los actores crean diversas situaciones, ayudados de pizarras con ruedas, sillas, tiza, borradores, más algunos elementos escenográficos. Con esos simples elementos, más la voz y el despliegue interpretativo, Teatro Público repasa hechos reales o crea situaciones para transmitir su punto de vista. Entre las últimos destaca el juego de Metrópolis, momento donde a través de una situación cotidiana se explica el tema de la propiedad, su uso por el capitalismo y el nacimiento de los campamentos.

Leer más...

Bailando con frío. Comentarios sobre danza contemporánea en invierno.

P. MelladoDifícil ha sido seguir las presentaciones de los artistas de artes escénicas esta temporada de frío en Santiago, para poder observar sin tiritones, apresado en la inmovilidad de capas sobre capas de ropa. En general, las piezas a las que se alude en este comentario se enmarcan dentro de la danza contemporánea con o sin financiamiento institucional. Dentro de este campo se puede detectar que hay diferencias notorias entre las propuestas de estas cuatro entregas. En ellas encontramos distintas maneras de relacionarse con la audiencia o la manera de comunicar contenidos de manera literal o abstracta. Sin embargo, en tres de las cuatro obras encontramos un elemento en común: el teatro. Al parecer, la narrativa o las situaciones corporales en que se sumergen y exhiben los intérpretes, se identifican como ficciones relacionadas con las emociones y la comunicación de ideas representacionales. Por ejemplo, en la pieza de Ana Carvajal “Desierto de mediodía”, la pieza insiste en la actuación de una mujer al parecer viviendo esos tiempos muertos del día o la semana, que es una idea interesante… la de “perder el tiempo”.

Leer más...

“Almagro”: Experimento para iniciados

almagro, alfredo castroLa última entrega del actor y director Alfredo Castro se titula “Almagro”, monólogo que escenifica pasajes de “Purgatorio”, de Raúl Zurita, y de la novela “Hijo de Mí”, de Antonio Gil. En escena, Castro aparece acostado en una explanada blanca e inclinada, con la cabeza hacia abajo. Desde esa posición dice textos sobre una grabación  idéntica, con  el consiguiente eco. En el extremo de abajo de la explanada, un indígena, interpretado por Ariel Hermosilla, toca una zampoña.

Los textos son fragmentados y no desarrollan una idea. Se entienden como los últimos lamentos de un ser humano, Almagro, que brotan de un cuerpo cansado, tal vez enfermo, tal vez herido de muerte.

Leer más...

Sergio Valenzuela estrena performance “Identidad”

Identidad-Sólo dos funciones, jueves 22 y viernes 23, tendrá esta actividad, que pretende reflexionar en torno a la identidad nacional y latinoamericana.

A partir de los acontecimientos sucedidos los últimos 10 años en Chile, Sergio Valenzuela Valdés presenta “Identidad”, performance que se realizará en el Salón de Conferencias del VIMA a las 19.30 horas, el jueves 22 y el viernes 23 de julio.

Leer más...