Mirada chilena a obra argentina: máxima crudeza

GoreUna de las obras que están en cartelera en Lastarria 90 es “Gore”, del argentino Javier Daulte (1963), uno de los representantes de una productiva generación ubicada en la medianía de la década de los 40. Dramaturgo y guionista, en Chile hemos visto “Criminal”, “Estás ahí” y “La Escala Humana” (escrita junto con Alejandro Tantanian y Rafael Spregelburd).

Elvis Fuentes y su Teatro Artefacto montan esta pieza, estrenada en 2000, y le dan un toque chileno al ambientarla en una especia de población callampa, habitada por seres marginales. Esta elección le quita el carácter de ciencia ficción con que fue calificada en Argentina, y la aleja también del subgénero cinematográfico homónimo. ¿El resultado? Una pieza extraña, medio radriganesca en sus personajes, cruzada por un algo oscuro y sangriento.

Leer más...

Esta semana comienza temporada de "Canción para Caminar sobre las Aguas", de Hernán Rivera Letelier.

La premiada versión de Teatro La Concepción se presenta este fin de semana en tres funciones populares antes de llegar a la Universidad de Chile, tras ganar Festival de Dirección Teatral.

 

Cancion para caminar sobre el aguaPenquistas son las voces que dan vida a los personajes de “Canción para caminar sobre las aguas”, la novela que Hernán Rivera Letelier dedicó a los hippies y que  sorprendió a la escena santiaguina por su frescura, identidad, humor y emocionante texto.

Adaptada y dirigida por Juan Pablo Aguilera, la puesta conjuga los potentes personajes y el lenguaje característico de Rivera Letelier con un montaje de corte épico, donde la música en vivo, el verso y un fuerte discurso político se entremezclan en un drama que rememora nuestra historia y la alegría de la revolución de las flores.

El montaje obtuvo menciones honrosas en el área de Dirección y actuación masculina en el último Festival 9 Dirección Teatral que organiza el Magíster en Dirección de la U. de Chile, además de una invitación a un laboratorio de dirección en el Magíster y una temporada de tres semanas en la Sala Sergio Aguirre, tras considerarla como “una obra necesaria para el teatro chileno”.

Leer más...

“Caín”: Una obra oscura y decidora

CainLa última escena de “Caín”, del Teatro La María, es impactante. Una mendiga (Alexandra Von Hummel), que alguna vez fue ingeniera, pide dinero con la mano estirada hacia el público. Éste, con  una luz encima, se ve reflejado en las ventanas que forman el fondo de la escenografía. El efecto es impresionante, ya que el espectador se siente fuertemente interpelado al ver su imagen en medio de la escena.

Leer más...

“El Olivo”: Acertado retrato del Chile que no tiene voz

El Olivo“El Olivo” es una de esas obras que calan profundo en los espectadores, que se encuentran, de entrada, con un escenario rectangular que muestra un bar ubicado en un remoto pueblo, llamado como la pieza teatral. A poco escuchar, el oído es seducido por una galería de voces populares: el flaite que llegó de Santiago, la sureña, el campesino, el hombre que vende flores, la mapuche.  Luego, esos sonidos encarnan en una serie de personajes tratados casi de forma hiperrealista, que lloran sus penas en el bar.

La nueva entrega de Teatro Niño Proletario es tan asertiva como “Temporal” (2008), con la diferencia que corresponde a dramaturgia propia. Sally Campusano, actriz, es la encargada de dar vida a este texto fruto de una investigación por bares de Santiago y Valparaíso. El director sigue siendo el talentoso, y joven, Luis Guenel (25).

Leer más...

Lúcida y delirante comedia histórica

Si bien “El avión rojo, o el utópico indestructible” es el debut dramatúrgico del actor Jaime MacManus, la pieza se resuelve como un gran avion rojoespectáculo donde prima la lucidez de mirada en medio de un delirio dislocado, que mezcla la historia con la opinión de su autor. Esta aventura teatral gira en torno al fallido intento de hacer una República Socialista liderado por Marmaduke Grove, luego de haber sido dado de baja del ejército, en 1932. Su equívoco, aterrizó en Concepción cuando los soldados estaban demasiado endiciochados como para seguirlo, es cruzado por MacManus con Pedro de Valdivia declamando La Araucana, Manuel Rodríguez a punto de morir y Cazsely perdiendo el penal, el comandante Carreño, entre otras figuras. ¿El nexo? La falla, el error, lo que pudo ser y no fue, lo ganado a medias, el triunfo moral, lo anti-épico. Una visión divertida de nuestra idiosincracia, pero también crítica al máximo.

Leer más...

"Jamás el Fuego Nunca": imperdible ejercicio del pensamiento y la emoción

Jamás el Fuego Nunca“Jamás el Fuego Nunca”, versión teatral de Alfredo Castro para la novela homónima de Diamela Eltit, es una obra de ésas que producen reacciones en el espectador. Puede gustar, o no, pero la verdad es que nadie queda indiferente a una puesta en escena que repasa nuestro pasado reciente desde la emoción, el fracaso de la utopía y la desesperanza, temas encarnados en los cuerpos de Millaray Lobos y Rodrigo Pérez.

La pieza es una suerte de monólogo de una mujer (Millaray Lobos) dirigido a un hombre que fue o es su pareja (Rodrigo Pérez). Ellos, militantes vencidos en todos los aspectos, repasan su vida pasada entregando diversas posibilidades para su amor, su desempeño político y  la muerte de un hijo en la clandestinidad. Ella exuda amargura, él un infinito cansancio.

Leer más...