Esta página nace de la necesidad de manifestarme frente al poco espacio que tienen en los medios de comunicación tradicionales, expresiones artísticas como la danza y el teatro. Sobre todo si hablamos de grupos emergentes o sin figuras destacadas. Los que escribimos y hemos escrito en medios, sabemos lo difícil que es poner notas de estas artes escénicas entre el maremagnun formado por los artículos de farándula o, por qué no decirlo, de música y cine, que por alguna razón –una vez el gerente comercial de un diario me explicó que las distribuidoras y los sellos compran avisos en los medios y los teatros recurren al canje- logran mucho más espacio y jamás se caen de las pautas.

Más allá de las líneas editoriales, que privilegian la televisión y el mundillo del espectáculo, existe el prejuicio generalizado de que el teatro no vende y que la danza contemporánea no está al alcance de todos. Afortunadamente, los fines de semana constato que en las salas del Centro Cultural M100, de Sidarte, Lastarria 90 y del Teatro del Puente, donde comparten espacio compañías emergentes y consagradas, hay una buena cantidad de público. Y, para reforzar lo anterior, quiero destacar que las Escuelas de Espectadores de danza y teatro, iniciativas del crítico Javier Ibacache y de Soledad Lagos, jamás han estado faltas de alumnos.

Los medios, entonces, no están dando cuenta de la realidad. El público goza con el momento sagrado de enfrentarse a una pieza teatral o a cuerpos en movimiento. Y no sólo eso, quiere actuar, quiere danzar, quiere expresarse. Quiere opinar y decir las cosas que le interesan o detesta.

Por eso esta página. Para ampliar los comentarios que escribo en el diario La Hora, para dar cuenta que la cartelera se mueve rápidamente, para registrar lo que sucede y no sentir que no estoy cumpliendo con el trabajo que elegí y que tantas satisfacciones espirituales me ha dado. Como entrevistar a Pina Bausch, admirada maestra, reflexionar sobre el teatro de tú a tú con Ricardo Darín, comer con Jan Fabre y, mejor aún, recibir los mails de las noveles compañías que esperan una honesta opinión.

 

Marietta Santi
Periodista especializada en Danza y Teatro