Hugo Osorio, director de “Palomitay”: “El montaje plantea un cruce de artes”

Después de  tres exitosas temporadas, el montaje que relata la vida y obra de Violeta Parra regresa a los escenarios en la sala Teatro de Bolsillo, hasta el 10  de septiembre
A través de cuatro cuadros, la compañía Teatro de Objetos Dédalo, elabora una interpretación teatral-objetual de la obra plástica y musical  de la cantante de temas como “Gracias a la vida” o “Volver a los 17”, en sólo 30 minutos
Instalada como una puesta en escena realizada con técnicas mixtas, surgidas desde el teatro de objetos, “Palomitay” pretende recuperar el legado cultural de Violeta Parra, desde su vida en el campo, el amor y el desamor, la lucha política y el canto a lo humano y lo divino. Aspectos de la cantante que podrán ser vistos nuevamente en la sala Teatro de Bolsillo, ubicada en Erasmo Escala 2185, desde el 5 de agosto.
La obra, divida en los capítulos“San Carlos”, “Naira”, “Septiembre” y Ausencia”, muetra la vida de la artista bajo la mirada y criterio de la compañía teatral. De esta forma llaman al espectador a que en su experiencia de conocer el relato, pueda configurar su apreciación sobre la vida y legado de la artista.
Para conocer más el reestreno de “Palomitay”, su director Hugo Osorio conversó con www.santi.cl, sobre esta puesta en escena.
-¿Cómo nace la idea de llevar a Violeta Parra al Teatro de objetos?
-Me pareció súper interesante tomar a Violeta por todo lo que significa para Chile, y porque considero que es una artista a la que nunca se le va a alcanzar a reconocer todo el legado que generó en distintos ámbitos y en las diversas líneas que su arte recorrió. Violeta no sólo es música, sino que hizo un trabajo de recopilación histórica, trabaja en artes visuales con su arpillera, hacía unos vestidos preciosos, entonces quisimos ver la posibilidad de cómo enfrentarnos ante ese mundo y generar un proyecto teatral en el cual hubiese algo de aquella fuerza y expresión, guardando obviamente unas pretensiones mucho más modestas.
-Un arte muy completo y a la vez complejo
-Claro, eso quisimos tratar de capturar, por eso fue un desafío y la idea era hacerlo en un montaje autogestionado y  dentro de ciertas materialidades que ella ocupaba, armar también nosotros ese mismo cuento. Me refiero a no necesitar de ningún tipo de condicionamiento económico para hacer el montaje. La condición del montaje fue que todas las personas que trabajaban  lo harían gratis, quien no quisiera trabajar gratis no podría estar en el proyecto. Estaba esa idea de gratuidad que queríamos lograr con la obra. Violeta Parra fue muy pobre, pelaba la papa ¿no? Se hacía sus vestidos y desde lo que sobraba iba armando la arpillera, no hacia arpilleras por una cosa de estética, sino que también por una cosa de materialidad, ese sentido fue el que quisimos tratar de tomar. Nosotros quisimos que esa fuerza que tenía ella se desarrollara en este proyecto.
-¿Cómo fue el proceso creativo? Más allá de lo que muy comúnmente se conoce de Violeta, que fue cantante, artista visual y pintora,
-Primero que nada quisimos enfrentarnos a la obra. Soy un convencido de que hay un aspecto vital biográfico en las obras de los autores. No puedes desligar la obra de la biografía del autor, pero puedes ver esa biografía en las propias obras, entonces empezamos a escuchar a la Violeta, a leer sus textos y escritos, y en base de eso fuimos indagando y haciendo algunos links con la biografía. Por eso comenzó a articular algunos lugares y cosas que veíamos de Violeta Parra, cosas que, podría decirse, se repetían de maneras distintas, y con esos temas comenzamos a trabajar. También me di cuenta que era imposible capturar unitariamente todos los aspectos que la Violeta hacía, y por eso era genial. Lo que hice fue tomar desde el fragmento, desde pequeñas cosas que yo veía en ella y luego tratar de armar una unidad que el proyecto “Palomitay” finalizó.
-¿Cuáles son las fortalezas de este montaje?
-El montaje plantea un cruce de artes muy parecido también, tomando esta diversidad que tienen los trabajos de Violeta. Creo que lo entretenido del montaje es que el espectador cuando entra, entra a un mundo en el cual van a aparecer diversas artes: artes plásticas, la danza, el teatro, de objetos, en especifico, la música, el canto, y eso se va a ir desarrollando y va generando un lugar. La idea es que el espectador se encuentre con algo de aquello que hizo Violeta, creo que la principal fortaleza es no haber optado por un estilo que nos enmarcara en decir “esto es una obra tradicional de teatro” o “es una obra tradicional de danza que tiene algo de Violeta”, sino que es un trabajo investigativo y la investigación aún se ve en su resultado. Por ejemplo, que cuando escuchas a un cantor con su guitarra las notas suenas desafinadas, pero uno extrañamente siente una conexión con ese canto. O en el caso de la Violeta, nadie podría decir que canta espectacularmente, pero nadie puede cantar como ella sus canciones. Ese asunto, esa imperfección, esta en el trabajo. Por eso quizás algunos espectadores podrán decir que hay muchas cosas imperfectas en el montaje, pero está pensado así, no está pensado como un cierre unitario, sino que como posibilidad y eso me parece una fortaleza.
-En tu posición como creador, ¿qué fue lo que más te cautivo y sorprendió de Parra?, ya que para académicos y especialistas ella fue una artista casi completa.
-O sea, yo encuentro que fue “la artista chilena”. En la universidad hago clases de arte, por lo que estoy siempre en contacto con artistas y no deja de sorprenderme la vinculación que tiene Violeta con su arte radicalmente expresivo, con muchas formas, potencia y la simpleza material de la obra. Eso es lo que me impacto, cómo con formas mínimas materiales, Parra logra una obra cualitativamente compleja y absolutamente señera de lo que va a venir años después. O sea, Violeta sin instrucción, autodidactamente, sin venir de una academia logra, por ejemplo en el ámbito musical, estar en sintonía con las vanguardias musicales de la época en Europa y con obras que si un músico que entiende de su disciplina y escucha, notará  que tiene complejidades de la música contemporánea, por eso veo que Violeta es una persona que cree fielmente en lo que está haciendo. Es una personalidad bien horrorosa en ese sentido, porque es muy tenaz, muy obcecada. Marca mucho, esto sí, esto no, no hay dobles discursos y eso hace que haga también una obra especifica, pero que tiene un peso universal que no sólo se queda en un aspecto panfletario o en una aspecto de identidad popular, a mí no me cabe duda que en cien años más o dos siglos más, Violeta Parra todavía va a tener un sitial importante en la historia del espíritu humano.
“Palomitay”
Director: Hugo Osorio
Intérpretes: Loreto Caviedes y Constanza Jiménez.
Teatro de Bolsillo, Erasmo Escala 2185 (Metro República)
Viernes y sábados a las 21:00 Hrs.
Entrada general $3.000 Estudiantes y Tercera edad $2.000
Funciones 5 de agosto hasta el 10 de septiembre.
Más información en: www.companiadedalo.blogspot.com
www.facebook.com/companiadedalo
Consultas o reservas: Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

PalomitayDespués de  tres exitosas temporadas, el montaje que relata la vida y obra de Violeta Parra regresa a los escenarios en la sala Teatro de Bolsillo, hasta el 10  de septiembre

A través de cuatro cuadros, la compañía Teatro de Objetos Dédalo, elabora una interpretación teatral-objetual de la obra plástica y musical  de la cantante de temas como “Gracias a la vida” o “Volver a los 17”, en sólo 30 minutos


Instalada como una puesta en escena realizada con técnicas mixtas, surgidas desde el teatro de objetos, “Palomitay” pretende recuperar el legado cultural de Violeta Parra, desde su vida en el campo, el amor y el desamor, la lucha política y el canto a lo humano y lo divino. Aspectos de la cantante que podrán ser vistos nuevamente en la sala Teatro de Bolsillo, ubicada en Erasmo Escala 2185, desde el 5 de agosto.

La obra, divida en los capítulos “San Carlos”, “Naira”, “Septiembre” y Ausencia”, muestra la vida de la artista bajo la mirada y criterio de la compañía teatral. De esta forma llaman al espectador a que en su experiencia de conocer el relato, pueda configurar su apreciación sobre la vida y legado de la artista.

 

Para conocer más el reestreno de “Palomitay”, su director Hugo Osorio conversó con www.santi.cl, sobre esta puesta en escena.

-¿Cómo nace la idea de llevar a Violeta Parra al Teatro de objetos?

-Me pareció súper interesante tomar a Violeta por todo lo que significa para Chile, y porque considero que es una artista a la que nunca se le va a alcanzar a reconocer todo el legado que generó en distintos ámbitos y en las diversas líneas que su arte recorrió. Violeta no sólo es música, sino que hizo un trabajo de recopilación histórica, trabaja en artes visuales con su arpillera, hacía unos vestidos preciosos, entonces quisimos ver la posibilidad de cómo enfrentarnos ante ese mundo y generar un proyecto teatral en el cual hubiese algo de aquella fuerza y expresión, guardando obviamente unas pretensiones mucho más modestas.

-Un arte muy completo y a la vez complejo

-Claro, eso quisimos tratar de capturar, por eso fue un desafío y la idea era hacerlo en un montaje autogestionado y  dentro de ciertas materialidades que ella ocupaba, armar también nosotros ese mismo cuento. Me refiero a no necesitar de ningún tipo de condicionamiento económico para hacer el montaje. La condición del montaje fue que todas las personas que trabajaban  lo harían gratis, quien no quisiera trabajar gratis no podría estar en el proyecto. Estaba esa idea de gratuidad que queríamos lograr con la obra. Violeta Parra fue muy pobre, pelaba la papa ¿no? Se hacía sus vestidos y desde lo que sobraba iba armando la arpillera, no hacia arpilleras por una cosa de estética, sino que también por una cosa de materialidad, ese sentido fue el que quisimos tratar de tomar. Nosotros quisimos que esa fuerza que tenía ella se desarrollara en este proyecto.

-¿Cómo fue el proceso creativo? Más allá de lo que muy comúnmente se conoce de Violeta, que fue cantante, artista visual y pintora,

-Primero que nada quisimos enfrentarnos a la obra. Soy un convencido de que hay un aspecto vital biográfico en las obras de los autores. No puedes desligar la obra de la biografía del autor, pero puedes ver esa biografía en las propias obras, entonces empezamos a escuchar a la Violeta, a leer sus textos y escritos, y en base de eso fuimos indagando y haciendo algunos links con la biografía. Por eso comenzó a articular algunos lugares y cosas que veíamos de Violeta Parra, cosas que, podría decirse, se repetían de maneras distintas, y con esos temas comenzamos a trabajar. También me di cuenta que era imposible capturar unitariamente todos los aspectos que la Violeta hacía, y por eso era genial. Lo que hice fue tomar desde el fragmento, desde pequeñas cosas que yo veía en ella y luego tratar de armar una unidad que el proyecto “Palomitay” finalizó.

-¿Cuáles son las fortalezas de este montaje?

-El montaje plantea un cruce de artes muy parecido también, tomando esta diversidad que tienen los trabajos de Violeta. Creo que lo entretenido del montaje es que el espectador cuando entra, entra a un mundo en el cual van a aparecer diversas artes: artes plásticas, la danza, el teatro, de objetos, en especifico, la música, el canto, y eso se va a ir desarrollando y va generando un lugar. La idea es que el espectador se encuentre con algo de aquello que hizo Violeta, creo que la principal fortaleza es no haber optado por un estilo que nos enmarcara en decir “esto es una obra tradicional de teatro” o “es una obra tradicional de danza que tiene algo de Violeta”, sino que es un trabajo investigativo y la investigación aún se ve en su resultado. Por ejemplo, que cuando escuchas a un cantor con su guitarra las notas suenas desafinadas, pero uno extrañamente siente una conexión con ese canto. O en el caso de la Violeta, nadie podría decir que canta espectacularmente, pero nadie puede cantar como ella sus canciones. Ese asunto, esa imperfección, esta en el trabajo. Por eso quizás algunos espectadores podrán decir que hay muchas cosas imperfectas en el montaje, pero está pensado así, no está pensado como un cierre unitario, sino que como posibilidad y eso me parece una fortaleza.

-En tu posición como creador, ¿qué fue lo que más te cautivo y sorprendió de Parra?, ya que para académicos y especialistas ella fue una artista casi completa.

-O sea, yo encuentro que fue “la artista chilena”. En la universidad hago clases de arte, por lo que estoy siempre en contacto con artistas y no deja de sorprenderme la vinculación que tiene Violeta con su arte radicalmente expresivo, con muchas formas, potencia y la simpleza material de la obra. Eso es lo que me impacto, cómo con formas mínimas materiales, Parra logra una obra cualitativamente compleja y absolutamente señera de lo que va a venir años después. O sea, Violeta sin instrucción, autodidactamente, sin venir de una academia logra, por ejemplo en el ámbito musical, estar en sintonía con las vanguardias musicales de la época en Europa y con obras que si un músico que entiende de su disciplina y escucha, notará  que tiene complejidades de la música contemporánea, por eso veo que Violeta es una persona que cree fielmente en lo que está haciendo. Es una personalidad bien horrorosa en ese sentido, porque es muy tenaz, muy obcecada. Marca mucho, esto sí, esto no, no hay dobles discursos y eso hace que haga también una obra especifica, pero que tiene un peso universal que no sólo se queda en un aspecto panfletario o en una aspecto de identidad popular, a mí no me cabe duda que en cien años más o dos siglos más, Violeta Parra todavía va a tener un sitial importante en la historia del espíritu humano.

“Palomitay”

Director: Hugo Osorio

Intérpretes: Loreto Caviedes y Constanza Jiménez.

Teatro de Bolsillo, Erasmo Escala 2185 (Metro República)

Viernes y sábados a las 21:00 Hrs.

Entrada general $3.000 Estudiantes y Tercera edad $2.000

Funciones 5 de agosto hasta el 10 de septiembre.

Más información en:

www.companiadedalo.blogspot.com

www.facebook.com/companiadedalo

Consultas o reservas:

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.