Ximena Carrera: “La violencia es inherente al ser humano”

ENSAYO_SOBRE_EL_PODER_santiLa premiada dramaturga nacional presenta “Ensayo sobre el poder”, montaje basado en extractos de diversos trabajos de la escritora argentina Griselda Gambaro. La pieza, que se enmarca en el montaje de egreso de la escuela de teatro de la Universidad Finis Terrae y que cuenta con la dirección de Sebastián Vila, estará en cartelera sólo hasta este jueves

 

.Con 18 actores en escena y la sala de teatro como un todo para la representación, la obra escrita por Ximena Carrera (“Medusa”), “Ensayo sobre el poder”, reúne diversos textos de la destacada escritora argentina Griselda Gambaro, donde habla sobre la relación que existe entre víctima y victimario.La puesta en escena, dirigida por Sebastián Vila (“Medusa”, “Jemmy Button”) apunta a que el espectador se sienta integrado en la acción. “En este caso usamos la sala entera como espacio de representación. La idea es que el público se sienta parte activa de lo que está pasando en la obra y se vea rodeado por las múltiples situaciones que suceden en el montaje”, dice Carrera.Griselda Gambaro  trabaja el denominado “Teatro ético”, concepto que se relaciona con la existencia de una preocupación por la condición humana (la justicia, la dignidad, el perdón) planteada no a través de interrogaciones abstractas, sino de las relaciones humanas. Cabe destacar que sus textos se plantean los vínculos tradicionales de la sociedad (familia, amigos, patrones) que pueden engendrar humillaciones, odios y rencores, pero que también pueden guardar lugar a la esperanza.Para adentrarse un poco más en la mente de la gran escritora trasandina, Santi.cl estuvo con la dramaturga de “Ensayo para el poder”, Ximena Carrera.-Ximena ¿Qué te motivo a elegir a esta autora para el trabajo de egreso de los chicos?- En primer lugar, la autora fue una elección de Sebastián Víla a quien la escuela de teatro le pidió que presentase un proyecto en particular. A él se le ocurrió trabajar con Griselda Gambaro, dado que su producción no sólo es notable en cuanto a calidad, sino que también tiene un amplio universo de obras. Desde sus primeros trabajos ella abordó de manera muy particular el tema de la relación entre víctima y victimario. Fue así que él me propuso para encargarme de desarrollar una dramaturgia en base al universo de esta autora.


-El montaje en sí es muy violento, hay una clara representación de abuso de poder, incluso entre los miembros de la familia ¿Por qué crees que se produce esa situación de violencia siendo que, se supone, la familia es el núcleo de toda sociedad?
-La violencia es, creo yo, inherente al ser humano. Si uno mira hacia atrás, por ejemplo hacia los griegos, los peores casos de violencia se dan en el primer núcleo que constituye el ser humano, que es su familia. Ahora, entendiendo esto, lo que hace Gambaro es cuestionar los cimientos de lo que se supone es confiable. Cuestionar lo que entendemos por "terrenos seguros". No hay que olvidar que ella pertenece a una generación que vivió de manera directa el abuso del poder mediante la última dictadura argentina.

-En la obra, el actor principal es un abusador y padre de familia ¿Hubo un interés en particular de que fuera un hombre quien aplicase un abuso de poder constante, y no una mujer?
-Si uno mira la dramaturgia completa de la escritora argentina, en general, se da que el victimario es un hombre. Sin embargo, reducir esto a que la mujer es la víctima del hombre como sucede en los casos de "femicidio" es, creo yo, empobrecer la lectura de sus obras. Es cierto que históricamente el hombre ha sabido aprovechar su fuerza física para imponer su voluntad frente a la mujer y por otro lado no hay que olvidar que ella pertenece a una sociedad como la argentina en que el machismo es potente, tanto como aquí, lo que pasa es que en Chile el machismo se transmite más desde la propia madre, allá, en Argentina, en cambio el machismo se sostiene, creo yo, desde el padre. La figura del padre aquí es ausente, allá en Argentina es mucho más presente para bien y para mal. Ahora, si bien es cierto que es Franco (protagonista) quien ostenta el poder ilimitado a lo largo de la obra, creo que lo interesante es que ella cuestiona que el abuso de poder se da en una sociedad porque alguien lo toma, otro se somete a él  y por último hay toda una sociedad cómplice que "ve pero no ve, oye pero no oye", ¿me explico? Una de las frases que más iluminan, a mi juicio, la visión de esta gran autora argentina en torno al ser humano es que "su intuición de artista la hizo darse cuenta de que la distancia entre el verdugo y la víctima no es tan grande, que muchas veces el verdugo existe porque la víctima lo permite, aunque no siempre".

-Ante enormidad de actores en escena, cómo fuiste potenciando los personajes para que cada uno tuviese un rol importante en la pieza?

- El tema del numeroso elenco era parte del proyecto con el que fui invitada a trabajar. Nunca olvidé que el director iba a trabajar con un grupo de alumnos dado, que en este caso son 17, y como se trataba del proyecto de título con el que este curso egresaría, me parecía muy injusto dejar a unos con personajes de breve desarrollo mientras otros tenían roles notablemente más desarrollados. Hay que pensar que lo ideal era llegar a un montaje en el que los 17 tuvieran al menos una escena de responsabilidad sobre sus hombros, ya que a lo largo de la temporada serían evaluados de acuerdo al trabajo desempeñado.



“Ensayo sobre el poder”

Autor: Griselda Gambaro
Dirección: Sebastián Vila
Dramaturgia: Ximena Carrera
Elenco: Constanza Álvarez, Rosario Bernaschina, Gabriela Cortés, Catalina Frazier, Paz García, Darinka Homan, Alessandra Massardo, Constanza Maturana, Fernanda Pizarro, Sebastián Ramírez, Giselle Rubio, Paulina Torres, Paula Torres, Fabiola Valdivia, Valentina Valenzuela, Alika Zerán, Antonia Zuaznabar, Gonzalo Pizarro, Nicolás Canales

Últimas funciones: Miércoles 21, 20:00 hrs y Jueves 22, 21:00 hrs.
Sala principal Escuela de Teatro Finis Terrae. Pedro de Valdivia #1509
Entrada general $2.000 Est y 3 edad $1.000