Gonzalo Callejas: “Esta obra habla mucho de Bolivia, a nivel de todos los cambios políticos”

El actor de la compañía Teatro de Los Andes, cuenta que el montaje “En un sol amarillo, memorias de un temblor”, cuya última función es hoy, habla sobre los hechos de corrupción ocurridos tras el terremoto de Aiquile en Bolivia.

La otra pieza que el grupo presenta viernes y sábado es “Hamlet, de Los Andes”, que combina al príncipe danés con los aparapitas, cargadores que emigran del campo a la ciudad.

El viernes 22 de mayo de 2008, a las 1:45 am, se registró un terremoto grado 6.8 en la escala de Richter en Bolivia. El movimiento telúrico, que afectó principalmente a las localidades de Aiquile y Totora, trajo consigo otro desastre: la corrupción con la ayuda internacional. “En un sol amarillo, memorias

 de un temblor”, investiga dichos sucesos y se presenta hoy a las 20:00 hrs en la Sala Antonio Varas.

En un escenario vacío, tres personajes se desplazan entre puertas, ventanas y cuadros que cuelgan. ¿Su misión? Retratar distintas historias de los habitantes de la localidad de Aiquile, después del terremoto. Para llevar el texto a escena los actores Gonzalo Callejas, Lucas Achirico, Alice Guimaraes y Darío Torres viajaron hasta esa localidad para recopilar relatos de las terribles experiencias y de la catástrofe que se haría conocida después: la corrupción que el gobierno de turno realizó con los millones de dólares de ayuda humanitaria. “Esta es una obra donde necesitamos hablar de la corrupción. Queríamos llevar la obra a otro nivel y no ser tan directos. Después de ese terremoto hubo esa tragedia de la corrupción. Fue mucho más fuerte que el mismo terremoto. Eso queremos contar”, afirma el actor principal de la obra, Gonzalo Callejas.

En el montaje, de la compañía más antigua de Bolivia con dos décadas de trayectoria, se apuesta por la simpleza de los relatos con un teatro realista. “Siempre tratamos, con nuestras obras, de dar mensajes directos. No tratar de tener una postura política, obviamente que un artista siempre la tiene, pero con el arte que hacemos tratamos de hacer eso. Intentamos que este trabajo sea muy limpio artísticamente. Nos interesa lo visual, no sólo el contenido, que ya es fuerte de por sí. Queremos que esté equilibrado y que no sea panfletario”, afirma Callejas. Y luego agrega: “Para la obra es bastante el material que recopilamos, pero sólo un 40 % está en la pieza. Obviamente hay historias que son bien desgarradoras, por lo que hicimos una nueva versión para Chile, porque la que presentamos en Bolivia duraba dos horas”.

Callejas cuenta que su presentación oficial en Bolivia provocó mucha conmoción, y a la vez agradece mucho la invitación de Santiago a Mil: “Presentamos la obra en el pueblo afectado por el terremoto. Los habitantes más viejos de ese lugar se sintieron muy reflejados. Ese pueblo ahora ha crecido mucho. Los ancianos no han querido irse, no así los adultos, quienes se fueron casi todos. Ahora, sobre la invitación que recibimos de Santiago a Mil, es siempre un honor y orgullo que nos inviten a un festival viniendo de un país donde no hay mucho teatro o no se conoce. Esta obra habla mucho de Bolivia, a nivel de todos los cambios políticos y de presidentes. Antes de que entrara Evo Morales ya habíamos previsto que esto iba a pasar: que el pueblo echaría al presidente anterior. A partir de eso hablamos en la obra. Desde la llegada de Evo ha cambiado mucho Bolivia, en todo sentido. Sobre todo en temas de identidad, lo que es muy fuerte para nosotros los bolivianos, no es nacionalismo, sino sentirse orgulloso de nuestra cultura. Pero a todos les ha tocado esta necesidad de reconocerse como bolivianos, no como indígenas, aunque los hay, porque también hay mestizos”.

Hamlet de los Andes

hamlet_de_los_andesTeatro de los Andes y su director invitado Diego Aramburo, no sólo está presentando “En un sol amarillo, memorias de un temblor”, en la Sala Antonio Varas, sino que apuesta también por la reescritura de un clásico: “Hamlet”.

Es por eso que en “Hamlet, de los Andes”, la compañía inserta elementos de su cotidiano y habla sobre la pérdida de la comprensión del sí mismo, producto de la migración campo-ciudad.

“Hamlet es un texto reconocido y muy complicado de hacer. Es tan hermoso y actual que lo puedes adaptar siempre. Encaja en todo y nosotros hemos tratado de hacer, con ‘Hamlet, de los Andes’, una adaptación con elementos de cosas que pasan en Bolivia: el alcoholismo, la relación que uno tiene con su país y con lo que está pasando. El hecho de hablar del teatro popular también se conecta con un momento muy especial para nosotros, que es que estamos celebrando 20 años de carrera con el grupo y el teatro se ha hecho nuestra vida. Es complicado hacer teatro en el país, a veces hay dudas, pero todo eso lo hemos tratado de exprimir en Hamlet. Es una adaptación que muestra necesidad como país, como personas, como artistas”.

La pieza clásica, pero con elementos locales que el grupo insertará, se presenta este viernes y sábado en la Sala Antonio Varas, a las 20:00 hrs.

COORDENADAS

“En un sol amarillo, memorias de un temblor”

  • Sala Antonio Varas. Morandé 25
  • Miércoles 18 de enero
  • 20:00 horas.
  • Entradas desde $7500 a $14.000

“Hamlet de los Andes”

  • Sala Antonio Varas. Morandé 25
  • Viernes 20 y sábado 21 de enero.
  • 20:00 horas.
  • Entradas desde $7500 a $14.000