Elvis Fuentes: “Helmer es un moralista que necesita tener el control de todo”

Crédito: RiolabEl actor de la obra “Persiguiendo a Nora Helmer”, versión libre de la pieza “Casa de Muñecas”, relata lo crudo que es interpretar a uno de los personajes más machistas del teatro, creado por el escritor noruego Henrik Ibsen. La pieza estará en cartelera hasta el 18 de agosto, en el GAM.

Dirigida por Alexandra Von Hummel, “Persiguiendo a Nora Helmer” es una particular mirada al texto “Casa de Muñecas”, pieza escrita por Henrik Ibsen y estrenada en 1879 en Copenhague (Dinamarca). La obra, que trata sobre los tradicionales roles del hombre y la mujer en el ámbito del matrimonio durante la época victoriana, toma en esta nueva versión la postura de Nora, su protagonista. El montaje estará hasta el 18 de agosto

en el Centro Cultural Gabriela Mistral.

La apuesta que presenta el Teatro La María mantiene la estructura de la pieza original. Sin embargo, los personajes femeninos son interpretados de manera transformista por parte del elenco, y el escenario tiene rasgos de contemporaneidad: una pieza oscura de grandes paredes forradas en nylon negro, y tubos fluorescentes que cuelgan de forma vertical, iluminando el montaje. En este lugar, Nora dialoga con personajes que transitan, bailan y comen, en ocasiones, por todo el espacio. Son hombres vestidos de mujeres que la encaran y ponen en aprietos a ratos con discursos sobre cuál es el rol de la mujer en la sociedad, diciendo frases de este calibre: “Nuestra sociedad es masculina, y hasta que no entre en ella la mujer no será humana”. Algo que Von Hummel contextualiza con garabatos y gestos obscenos de reconocida procedencia.

Pese a que el autor nunca consideró que su obra fuera “feminista”, la crítica de la época sí. El propio Ibsen realizó una reflexión sobre su trabajo: “Existen dos códigos de moral, dos conciencias diferentes, una del hombre y otra de la mujer. Y a la mujer se la juzga según el código de los hombres. [...] Una mujer no puede ser auténticamente ella en la sociedad actual, una sociedad exclusivamente masculina, con leyes exclusivamente masculinas, con jueces y fiscales que la juzgan desde el punto de vista masculino”.

Catalogada como una de las piezas teatrales más importantes del siglo XIX, “Casa de Muñecas” continúa causando conmoción y discusión cuando es representada. Es tal el grado de impacto que posee que la industria del cine tampoco la ha dejado de lado. Cinco son las películas que existen sobre el texto del noruego.

“Persiguiendo a Nora Helmer”, es protagonizada por Tamara Acosta, Rodrigo Soto, Alexis Moreno, Alejandra Oviedo y Elvis Fuentes.

- Elvis ¿Cómo te llegó y qué fue lo que más te llamó la atención del texto de Ibsen, "Casa de Muñecas"?

- Fue una sorpresa. Alexandra se contactó conmigo para invitarme a trabajar con el teatro La María. Y bueno, me llamo mucho la atención la cantidad de texto que tenia que decir Tamara (risas)…. No, dejándose de bromas, me impacto la relación de esta pareja y de cómo iba a ser tratada esta opresión machista hacia Nora.

-¿Cómo describirías a Torvald Helmer, tu personaje, y que te perturba de él?

- Helmer es un moralista que necesita tener el control de todo. Me perturbaba la forma que tenía de defender sus acciones, por lo que es interesante, como actor, enfrentarse a este tipo de personajes. También ver cómo se ejecuta Helmer desde esos lugares.

-¿Cómo trabajaste tu personaje?

-Me encanta que un director no se quede solo con una primera lectura de las cosas y de los personajes. En este caso Alexandra es seca. Fue muy cómodo seguir sus indicaciones, hasta llegar a estos hombres-mujeres que persiguen a Nora.

-Tu rol está en constante conflicto con Nora, tu pareja ¿Sientes que aún existe la opresión del hombre hacia la mujer en las relaciones personales?

- Me encantaría decir que no, ya que en mi círculo mas cercano no lo veo. Pero sí, aún existe esta opresión del macho que se cree con el derecho de hasta golpear a su mujer por ser el “sostenedor familiar". Aún tenemos una sociedad a que le falta crecer mucho en ese aspecto.

- La pieza ha tenido una buena recepción del público pese a que el texto, más allá de la mirada de Von Hummel, fue escrito en el siglo XIX¿A qué crees que se deba eso?

- Porque es un texto que tiene muchas acciones, un hombre que chantajea a otro por una deuda fraudulenta, otro hombre enamorado de la mujer de su amigo, y la opresión machista. Todo envuelto en una atmósfera como que no pasara nada. Además que, como tú dices, está la mirada de la compañía, una de las pocas que se mantiene con el tiempo trabajando para el teatro, y con un excelente elenco, por lo demás. 

Persiguiendo_a_Nora_Helmer._Credito_de_fotos_Riolab_ok

 

COORDENADAS

  • “Persiguiendo a Nora Helmer”
  • Temporada hasta el 18 de agosto
  • Sala N1. Centro Cultural Gabriela Mistral
  • Jueves a sábado 21:00 hrs.
  • Entrada general $6.000 $3.000 Estudiantes y tercera edad.