Carla Zúñiga: “La Gente se Obsesiona con Cosas Fuera de su Realidad”

La dramaturga y co-directora de la obra “El Deseo” habla sobre el fracaso y los sentimientos de frustración que se suscitan cuando se quieren cosas fuera de nuestro alcance. La pieza, dirigida también por Daniela Contreras Bocic (“Las Mudas”), se presentará hasta el 9 de septiembre en el Teatro del Puente.

¿Qué tienen en común el protagonista de la obra “El Deseo” con el personaje helénico Orestes? Simple: la tragedia. Desde este género, la joven autora Carla Zúñiga (26) relata los anhelos y desventuras de un joven llamado Orestes por lograr su más preciado sueño de niñez: ir a Estados Unidos. La obra, presentada por la compañía Teatrografía en código de surrealismo pop en cartelera en el Teatro del Puente, es una cruda mirada

sobre lo que significa el fracaso.

De niño Orestes sueña con ir a Estados Unidos, ya que piensa que allí encontrará la felicidad. Un día, ya adulto, decide partir sin que nada lo detenga. En ese periplo va encontrándose con compañeros y amigos de la infancia que tenían el mismo anhelo, pero al llegar allá se dará cuenta que su idea de que la primera potencia del mundo es lo máximo es sólo  una ilusión.

El diseño integral está a cargo del reconocido equipo Los Contadores Auditores (“La Tía Carola”, “Cho, que en coreano significa hermoso”) y la composición musical de Karla Schuller . Como plus, en las redes sociales circula un video llamado “La Igualada”. El elenco está compuesto por Daniel Alarcón-Prieto, Jorge Antezana, Fernanda Campos, Javier Casanga, Penélope Fortunatti, Manfred Martin, Francisca Venthur y Loreto Araya.

-Carla, cuéntame ¿Quién es Orestes?

-Orestes es un hombre de unos treinta años que sueña con ir a Estados Unidos, ya que cree que allá está la suerte y la felicidad. O sea todo lo que no tiene en Chile. Él trabaja en un supermercado disfrazado de Barney repartiendo volantes y es un hombre que lucha por conseguir su deseo. Ese pensamiento lo invade desde muy pequeño y sus compañeros de colegio tienen un sueño parecido.

-¿Esa idea es por los modelos de consumo que se reciben de Estados Unidos?

-Por una parte es eso. Por ejemplo, cuando era chica, el programa infantil “Cachureos” siempre iba a Disney y ese era el sueño de toda mi generación, pero con el tiempo te das cuenta que finalmente lo único que te separa de ir allá es la plata. Es algo súper fome.

-En la pieza se habla del fracaso ¿Por qué tomaste ese hilo conductor?

- Porque me interesa hablar de cómo la gente fracasa cuando tiene deseos que no les corresponde. Lo ejemplifico: si yo quisiera ser Miss Chile, fracasaría porque no puedo serlo. La gente desea hablar y tener cosas que están fuera de su alcance, son sueños desorbitados. Con esto no quiero decir que uno deba ser mediocre o que deba conformarse con lo que tiene, sino que la gente se obsesiona con cosas fuera de su realidad. Tal como las chicas que se enamoran de los famosos o las niñas que quiere salir en la Televisión, son incapaces de descubrir quiénes son realmente y desde ahí desear.

-Y Orestes lucha contra eso ¿Con querer ser alguien que no es?

- Claro, pero no se da cuenta. Él quiere ir a EEUU a toda costa. El tema es, creo que pasa con todos, que cuando se obtiene lo tan anhelado te das cuenta que ese sueño no existía, sólo estaba en tu cabeza.

-¿Y cómo reflejas eso en la obra?

-Con los disfraces que aparecen de distintos personajes norteamericanos infantiles. Eso, además, está relacionado con el trabajo que tiene Orestes (repartir volantes disfrazado de Barney), donde finalmente él se transforma en el disfraz que lleva puesto.

-¿O sea el personaje logra su objetivo de viajar?

- (Risas) No sé.

-Y los personajes que aparecen ¿Serán reconocibles?

-Claro. Los protagonistas se disfrazan de Barney, La Cenicienta, el Ratón Mickey, Minnie Mouse y Pocahontas, pero son puros trabajadores disfrazados.

- ¿Cómo te has sentido co-dirigiendo?

- Con Daniela (Contreras) llevamos trabajando hace un año, ya que postulamos a un Fondart pero no pasó nada. Hemos compartido ideas y planteamientos sobre cómo dirigir a los ocho actores. Ha sido interesante, porque ella tiene más experiencia en la dirección. Entonces he tratado de aportar con cierta claridad que a veces no se tiene con respecto al texto o sobre las dudas que tienen los actores.

- ¿Y alguna vez dirigirás?

- Encuentro súper difícil dirigir. Una tiene que estar muy preparada para poder manejar a todo un grupo y también mucha claridad. Hay que estudiar mucho, pero creo que el otro año lo haré.

 credito_teatrografia

 

COORDENADAS

  • “El Deseo”
  • Temporada 27 de julio al 9 de septiembre
  • Teatro del Puente. Parque Forestal sin número.
  • Viernes, sábados y domingos 20:00 hrs
  • Entrada general $5.000. Estudiantes y tercera edad $3.000