Crírtica a la Sociedad Criminalizadora

Ambar Lovera Fuentes
Estudiante, 15 años

“Por Sospecha”, escrita por Luis Rivano y dirigida por Carlos Huaico, es una de las tantas obras chilenas que se exhibirá  en Santiago a Mil y que se presentó en el teatro Antonio Varas. Un mechero primerizo, un obrero de la construcción y un lanza profesional son detenidos por sospecha. Al comienzo existe desconfianza natural entre los tres, la que va quedando atrás mientras cuentan sus historias personales y de cómo llegaron al cuartel policial. Todos tienen miradas muy distintas sobre los

valores sociales y su cumplimiento. Jiménez, el obrero de la construcción, piensa que la honradez, la humildad y la sencillez son el camino del éxito, y se siente muy orgulloso de lo que ha logrado gracias a esas virtudes. En cambio, el delincuente con experiencia piensa muy diferente, ya que se enfoca en el éxito netamente material y de cómo éste es imposible de conseguir aplicando las reglas morales, sociales y legales. El novato no tiene una postura definida, porque se está iniciando en el camino de la corrupción.
En lo que sí coinciden es en el trato abusivo, indigno y poco humanitario que le dan a los criminales o sospechosos, por más insignificante que haya sido la falta. Es suficiente una mala acción para ser etiquetado de por vida, olvidándose completamente de que son personas. Además, de la contradicción que existe con el aplicar las reglas morales a la sobrevivencia, acentuándose esta contrariedad con el estilo de vida tan exitista y materialista en el que vivimos.
La destacable escenografía está ambientaba perfectamente y la iluminación da el énfasis justo a los momentos emotivos, colaborando en destacar las excelentes interpretaciones.
Un montaje recomendable tanto por sus actuaciones, como por  el argumento dinámico gracias a la dosis de sarcasmo y la temática que aborda: lo extremadamente criminalizadora  que es la sociedad en que vivimos.