Tomás Espinosa: “Esta obra no sólo critica, sino que también asume”

El joven director de la compañía Geografía Teatral entrega su mirada sobre la pieza que acaba de estrenar en la azotea de Lastarria 90.

INCENDIOUn incendio, cinco personajes que no tienen nombres y que representan la vorágine de la sociedad actual. Sillas, televisores y cubrecamas ennegrecidos por un fuego que se lleva un consumo exacerbado. Ideas y planteamientos de una sociedad que vive un mismo cotidiano, pero no se conoce, son algunos tópicos que la compañía Geografía Teatral lleva a la azotea de Lastarria 90.

La compañía ganadora del Festival de Dramaturgia Contemporánea 2010, dirigida por Tomás Espinosa, narra la historia de un grupo de vecinos de un edificio capitalino quienes nunca habían cruzado palabra alguna, salvo por la emergencia de un incendio que los hace correr hacia la azotea para salvarse de las llamas, donde ni siquiera son capaces de pedir ayuda.

Este siniestro, que logra tener un hilo conductor  a medida que los habitantes se tratan de conocer, muestra cómo el valor de la vida se traduce a lo material, a lo místico, a lo filosófico y a la desilusión, plasmando los espíritus individualistas de los cinco mortales protagonistas de manera aguda y directa.

Para dilucidar un poco más “La causa del Siniestro”, Santi.cl converso con su director, el joven Tomás Espinoza.

 

-¿Cómo nace esta idea?

-Este proyecto nace dentro de nuestra compañía Geografía Teatral, donde queríamos hablar del diálogo en la ciudad. Está el estereotipo de que en la ciudad la gente se reúne, pero en realidad creemos que ésa es una reunión ficticia, ya que se generan barrios especializados, en los cuales las personas no se comunican. Es como en los pueblos, donde la cantidad de personas es menor y están obligados a verse un poco, acá el número  es tan grande que la gente, igual que una tendencia, se junta en barrios y finalmente no sale de su barrio.  Así, se crean barrios de jóvenes, barrios de viejos, barrios de familia, barrios de gente con plata. Esa idea la traspasamos a los departamentos. De unos vecinos que nunca se habían conocido y se ven acorralados y obligados a conversar.

-En tu trabajo se ven varios discursos. Hay una chica neohippie, una mujer consumista,  un filósofo que se aburrió de la docencia, un joven de buena familia que eligió estudiar derecho sólo para tener estatus, y un bombero aburrido de un sistema que lo excluye. ¿Cómo lograste esto?

-Hay dos cosas: Es un tipo de persona de la ciudad y un tipo de relación de la historia reciente de Chile. Por ejemplo, está la hippie que es el resultado de la democracia gozadora y está el otro joven, hijo de una  apología de la derecha. Está el bombero, un viejo que tiene mucha más perspectiva de la historia, por ejemplo habla del 11 de septiembre, pero del año 1.500, etc.

-¿”La Causa del Siniestro”, es un reflejo de una sociedad consumista e individualista?

-La obra tiene una dualidad, porque no sólo crítica, sino que también asume. Todos los personajes son prejuiciados y todos se defienden al mismo tiempo, no es que se defienda un lugar u otro. Y con el consumo sucede un poco lo mismo, en el sentido de que es la forma en que debe asumir cómo se vive a través de eso hoy en día, y nada más

-Más allá de un trabajo muy bien elaborado en la producción de las llamas que hacen arder la azotea de Lastarria 90, llama la atención el color negro utilizado en la escenografía y vestimenta de los personajes ¿Por qué el uso de este color?

-Mira, lo que pasa es que vimos algunos incendios y allí todo queda negro. Cuando se quema una casa, hay cosas que se deshacen y otras que quedan negras. Por ejemplo, me impactó mucho cuando vimos una casa, muy cerca de este barrio, que se había incendiado y en su biblioteca estaban todos los libros perfectos, pero todo negro. Fue como si le hubiesen tirado pintura encima. Estaba toda la casa armada perfecta, su comedor, etc. Incluso se veían objetos como platos rotos y estaban negros

 

La Causa del Siniestro, y protagonizada por, se presentará hasta el 30 de enero en Lastarria 90.

 

“La Causa del Siniestro”

Dirección: Tomás Espinosa

Dramaturgia: Begoña Ugalde, Tomás Espinosa Bertrán.

Elenco: Bárbara Vera, Andrea García-Huidobro, Guilherme Sepúlveda, Eugenio Morales y Horacio Pérez.

Diseño Esconografía: Magallanes Espinosa.

Diseño Vestuario: Carola Chacón Zuloaga.

Diseño Iluminación: Cristián Matta.

Música: Daniel Marabolí

Lastarria 90

7 al 30 de enero.

De Jueves a Domingo, 22.00 horas.

Entrada general $4.000 / Estudiantes y tercera edad: $2.000

Reservas: 9. 843 86 01 / 9. 949 26 56